Hoy en Cuba se salva más del 90 % de los casos con "leucemia fulminante"

Este artículo es de hace 4 años

Los avances alcanzados en el área de la medicina, principalmente en las últimas décadas, han ayudado a realizar diagnósticos más precoces y precisos, y junto con la introducción de tratamientos novedosos, han hecho que cambie sustancialmente la historia natural y con ella la evolución y el pronóstico de varias enfermedades, así como la sobrevida y la calidad de vida de los pacientes.

La leucemia promielocítica, leucemia mieloide aguda, conocida vulgarmente como "leucemia fulminante", representa del 15 al 20 % de todas las leucemias agudas y es, sin dudas, una de las enfermedades que ha tenido un cambio radical en cuanto a manejo, sobrevida e, incluso, posibilidades de curación de los pacientes. Esta variedad de leucemia pasó de ser una de las leucemias agudas más agresivas y de peor pronóstico por su alta mortalidad, a ser la de más fácil manejo y de mayor porcentaje de curación al lograrse, en un período relativamente corto, la remisión.

Generalmente los pacientes mueren por hemorragias pues se asocia a trastornos de la coagulación, la persona nota hematomas en cualquier parte del cuerpo o tiene sangramientos en diferentes lugares (encías, nariz, vagina, recto, etc.) o pueden tener infecciones comunes (amigdalitis, neumonías) resistentes a tratamientos habituales.

Fueron científicos chinos los que en el año 1988 demostraron una mejora en la evolución de la enfermedad con el uso del ácido transretinoico (derivado de la vitamina A) y luego en 1998 también se descubre que el trióxido de arsénico tiene alta eficacia en el tratamiento de la enfermedad.

Desde hace algunos años este compuesto, el trióxido de arsénico, se produce en Cuba en el Centro de Investigación y Desarrollo de Medicamentos (CIDEM) y por tanto, está disponible para el tratamiento de los enfermos de leucemia promielocitica aguda.

En el país se diagnostican alrededor de 35 casos anuales de esta enfermedad, hasta el momento se han tratado en el Instituto de Hematología e Inmunología 67 pacientes utilizando el fármaco de producción nacional.

La droga también se ha usado en pacientes de otros hospitales de la capital y de Pinar del Río, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Santiago de Cuba, Holguín y Camagüey.

Hoy se les salva la vida, con criterio de curación, a más del 90 por ciento de los casos. Hay personas a quienes se les realizó el diagnóstico en edades pediátricas o durante la adolescencia y que hoy son adultos que viven normalmente. Incluso algunos han tenido hijos sanos, pues la enfermedad ni se trasmite genéticamente ni es contagiosa.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985