Mi escaparate: portal cubano de compra-venta de ropa

Este artículo es de hace 4 años

Claudia Paredes Placencia, joven universitaria cubana, graduada de Cibernética y profesora de Inteligencia Artificial y Simulación en la UH, es la promotora principal de un nuevo proyecto online, que constituiría la primera tienda completamente cubana de compra-venta de ropa.

Mi escaparate, surgido en noviembre de 2015 en el marco del Startup Weekend Havana, se autodefine como 'servicio de mensajería', dado que por las regulaciones vigentes no le permiten autodenominarse como tienda.

Es, según se presenta en su propia web “un espacio en el cual las personas pueden vender la ropa que ya no usan y brinda la posibilidad de que esta ropa sea comprada por aquellas personas interesadas”, un "sitio web donde encontrarás ropa de uso de buena calidad, única y al mejor precio en La Habana, Cuba.” (perfil en Facebook).

Tanto Claudia (CEO), como Yailien Hernández Alba (Directora de Marketing) y Asley Arboláez Malboa (Jefe de Equipo de Desarrollo) han implementado, así, un modelo de negocio que se enfoca en dos tipos de clientes: quienes quieran vender prendas y quienes quieran adquirirlas a precios más aptos para el bolsillo trabajador cubano (muchas de los productos disponibles no superan los 50 centavos de CUC).

La lista de productos disponibles puede consultarse tanto en línea como imprimirse, o descargarse en formato pdf, opción muu útil dados los problemas de acceso a al red en Cuba. Pueden, además, filtrarse y ordenarse por marcas, precio máximo, colores, sexo, tallas y categorías y pagarse tanto en CUC como en su equivalente en CUP.

Pese a que, como reconoce la impulsora de la idea, el nicho para un mercado como este en Cuba es aún muy limitado, pues el acceso a Internet es dificultoso, caro, reducido y destinado fundamentalmente a mantener vínculos con familiares y amigos en el extranjero; la iniciativa, pionera, pone en evidencia el virgen terreno que existe en la Isla y los deseos de emprender que tienen los jóvenes en Cuba.

La simplicidad de la web, comodidad para navegar en ella y los precios de los productos podrían hacer de esta, una idea con muy buenas demanda y acogida.

No obstante, para cuando las condiciones sean idóneas, Mi escaparate va buscando estrategias para ganar el éxito y convertirse en una alternativa, accesible y más cómoda, tanto para aquellos que quieran dar salida a prendas como para quienes quieran adquirirlas.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.