El duelo entre Donald Trump y Marco Rubio centrará la atención en las primarias de Florida

Este artículo es de hace 4 años

 Miami (EE.UU.), 15 mar (EFE).- Los electores de Florida deciden hoy con su voto si le dan a Donald Trump un espaldarazo clave para lograr la candidatura republicana a la presidencia de EE.UU. o si por el contrario le dan aire a un alicaído Marco Rubio, nacido en este estado de padres cubanos, para continuar en carrera.

El duelo Trump-Rubio acapara la atención de estas primarias, aunque también los electores demócratas de Florida están llamados a las urnas, en este caso para escoger entre Hillary Clinton, la favorita, y el senador socialista Bernie Sanders.

Los primeros resultados se conocerán pasadas las 20.00 horas (00.00 GMT del miércoles), cuando está previsto que cierren los centros de votación en el Panhandle, en el noroeste de la península de Florida, que tienen un huso horario distinto al resto del estado.

"Mañana nuestro plan es estar en Utah haciendo campaña independientemente de lo que pase esta noche", "aunque sería mucho mejor ir a Utah habiendo ganado en Florida", señaló hoy Rubio a la emisora local WDBO, a la que también dijo que no puede "garantizar" una victoria, pero que "espera" conseguirla.

Pese a estas declaraciones Rubio, de 44 años, se lo juega todo en las elecciones de hoy, pues está muy rezagado de Trump, el favorito entre los aspirantes republicanos con 458 delegados en su haber, y de Ted Cruz, que está en segundo lugar con 359 delegados y es de origen cubano como él.

Si no logra los 99 delegados para la Convención del partido que recibe el ganador de las primarias republicanas de Florida, aunque su victoria sea por un solo voto, las posibilidades de Rubio, que va tercero en la carrera republicana con 151 delegados, se agotan.

Los sondeos dan al polémico empresario Donald Trump como el vencedor en Florida, según algunas casi con el doble de votos que Rubio, lo que le separaría aun más de Ted Cruz, de 45 años, quien va segundo y no tiene posibilidades de ganar en Florida.

Además, Trump, de 69 años, puede ganar en Ohio, donde también se celebran primarias y con el mismo sistema de reparto que en Florida (todo para el ganador), con lo que sumaría otros 66 delegados.

En este caso su oponente es John Kasich, gobernador de Ohio y cuarto aspirante a la nominación republicana con 54 delegados, con quien según las encuestas está en un empate técnico.

Kasich, de 63 años, está en las mismas condiciones que Rubio: si no gana en su estado, puede verse obligado a abandonar.

 

Para ser designado automáticamente candidato del Partido Republicano se precisan 1.237 delegados, mientras que para serlo en el Partido Demócrata se necesitan 2.383.

Clinton, de 68 años, cuenta ya con 760 y Sanders, de 74, con 546.

Trump, que se refiere a Rubio como "el pequeño Marco", estará esta noche en Florida, concretamente en Palm Beach, donde tiene una lujosa mansión, para conocer los resultados en este estado.

También la favorita demócrata, Hillary Clinton, recibirá en Palm Beach los resultados de este nuevo súpermartes electoral, pues además de Ohio y Florida se celebran primarias en Illinois, Carolina del Norte y Misuri.

La hora de la verdad le llegará a Rubio en un acto en Miami, su ciudad natal.

El aspirante, que representa al aparato de su partido frente a dos "outsiders" (de afuera) como Trump y Cruz, dijo hoy que su intención es apoyar a quien sea elegido candidato republicano a la Casa Blanca, pero que cada vez se le hace "más dura" la idea de respaldar a Trump.

El empresario del sector inmobiliario, según Rubio, está haciendo en esta campaña cosas "inaceptables" que están dañando "al movimiento conservador", como incitar a la violencia, decir obscenidades y no respetar a "las mujeres, a las minorías y los discapacitados".

El futuro político de Rubio depende en buena medida del apoyo que pueda recibir de los 1,7 millones de los latinos registrados, que representan el 14,9 % del total del electorado, de los cuales 479.000 se identifican como republicanos y 678.000 como demócratas.

En total son doce millones de personas las inscritas para votar en Florida y de ellas más de 1,2 millones ya enviaron su sufragio por correo y 869.000 votaron anticipadamente en el plazo previsto para ello, según datos de la División de Elecciones estatal. 

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985