Bruno Rodríguez: “Nosotros pasamos nuestro gran paquete de medidas en 1959”

Este artículo es de hace 4 años

El canciller cubano Bruno Rodríguez se presentó hoy en conferencia de prensa para exponer su valoración sobre el último paquete de medidas anunciadas por el gobierno norteamericano hace apenas 48 horas.

De forma general, su intervención estuvo muy concentrada en destacar aquello que se podía haber incluido en las más recientes medidas y no se ha hecho. 

Unas de sus primeras reflexiones giró en torno al hecho de que Cuba sigue siendo un destino prohibido para los norteamericanos y se preguntaba: “¿por qué mantener esa absurda prohibición?”, y para fundamentarlo apelaba a los derechos civiles del pueblo norteamericano.

Entre las medidas más alabadas por Rodríguez estuvo la apertura al uso del dólar, que considera un paso importante. Sin embargo, opina que para que sea viable, se requerirán documentos de alcance jurídico que den seguridad jurídica y política a los bancos estadounidenses y extranjeros.

El canciller cubano precisó que en las próximas semanas se realizarán transferencias en dólares desde Cuba para verificar que en efecto pueden hacerse, y que los bancos tienen indicaciones de hacerlo sin consecuencias ni sanciones de ningún tipo.

A continuación, ha precisado que una vez que esté confirmado que puede hacerse, entonces Cuba procederá a eliminar el gravamen del 10 % al dólar, que en estos momentos rige para el uso de esa moneda en la Isla.

Medida que ha sido, tal vez, el titular más importante que se puede extraer de la intervención del canciller cubano.

En el amplio apartado de las reclamaciones a lo que no se ha hecho, Rodríguez precisó que sigue sin permitirse que los bancos cubanos tengan cuentas de corresponsalía en bancos norteamericanos, lo que supone que las operaciones financieras cubanas tendrán que seguir siendo a través de terceros.

También reprochó Rodríguez:

-¿por qué no se ha dado el paso de abrir cuentas corresponsales en bancos norteamericanos?

-¿por qué no se ha decidido nada sobre la posibilidad directa de hacer nuevas inversiones norteamericanas en Cuba?

-¿por qué los norteamericanos no pueden utilizar las vacunas cubanas contra el cáncer o acceder a tratamientos como el del pie diabético?

Expresó malestar, igualmente, Bruno Rodríguez sobre el hecho de que los pagos que reciba un artista, un músico o un atleta cubano en suelo estadounidense no puedan satisfacer las leyes de impuestos de la Isla, lo que colocará a esos cubanos en situación de ilegalidad fiscal en su propio país.

En lo deportivo, Rodríguez criticó que hasta ahora se haya seguido la política que condiciona la contratación de cubanos a que renuncien a su residencia en la Isla, y espera que eso pueda cambiar próximamente.

Tras la minuciosa enumeración de lo negativo que permanece y de las limitaciones de algunas de las medidas tomadas por Estados Unidos, la conclusión a la que llega el Canciller cubano es que “el bloqueo sigue en vigor tras los anuncios hechos hace 48 horas”.

A ello, Rodríguez suma la apreciación de que el bloqueo limita muy significativamente el volumen de transacciones entre Cuba y Estados Unidos.

En su opinión, algunas de las medidas que no llegaron esta vez, es deseable que se puedan concretar en el transcurso de las próximas semanas o meses.

Por lo demás, Bruno Rodríguez insistió en considerar que el “bloqueo” seguirá siendo el impedimento más importante para el desarrollo de cuba y para acabar con las privaciones del pueblo.

En su intervención no faltó la observación sobre necesidad de la devolución del territorio de Guantánamo que hoy ocupa la Base Naval y que deberá, en algún momento, ser restituido a Cuba.

Bruno Rodríguez dice sorprenderse de las declaraciones de altos funcionarios de Estados Unidos que ha afirmado en los últimos días de que el objetivo de estas medidas es “empoderar al pueblo cubano”, y rectifica esas afirmaciones al precisar que el pueblo cubano “se empoderó a sí mismo hace décadas”.

Y concluye insistiendo, una vez más, en que si a Estados Unidos le interesa ayudar al pueblo cubano, que levante el bloqueo.

Bruno Rodríguez se pregunta por qué el gobierno norteamericano no “consulta a quienes pagan impuestos las políticas migratorias, impositivas, educacionales, de empleo, las políticas de salud” y demás políticas para saber qué opinan.

Sin embargo, a pesar de todos sus reproches, quejas, reclamaciones y críticas, el Canciller cubano dijo reconocer la posición de Obama contra el bloqueo y sus llamadas al Congreso para levantarlo.

En otro apartado, recalcó las diferencias que persisten entre Cuba y Estados Unidos en materias como sistemas políticos, democracia y derechos humanos, derecho internacional, concepto de soberanía nacional, preservación de la paz internacional, entre otros.

Ello incluiría también las diferencias de opinión en lo relativo a guerras como la de Siria o situaciones políticas como la de Venezuela.

Por último, Rodríguez preciso que Cuba se ha involucrado en la construcción de una nueva relación con el gobierno de Estados Unidos en pleno ejercido de su soberanía y en apego a sus conceptos de justicia social y solidaridad.

Recalcó que no está en la mesa de negociaciones “cambios internos de Cuba”, que son competencia de Cuba, y aclaró que nadie puede pretender que la Isla tenga que renunciar a sus principios con las causas justas en el mundo y a la autodeterminación de los pueblos.

En lo relativo a la inminente visita de Obama, precisó que Cuba recibirá al Presidente de Estados Unidos con hospitalidad y respeto. A continuación detalló algunos aspectos del programa que seguirá el presidente norteamericano en la Isla y destacó la precisión de que la comparecencia del presidente Obama desde el Gran Teatro “Alicia Alonso” será televisada en vivo.

Rodríguez enfatizó que se espera que Obama conozca mejor al país y que vea que Cuba es una nación “enfrascada en su mejoramiento”.

Consideró, igualmente, que la visita de Obama también será una ocasión importante para afianzar las medidas y pasos que se puedan dar en los próximos meses sobre la base de igualdad y respeto recíproco.

Tras concluir su declaración y hacer una breve explicación en inglés para medios internacionales, fueron admitidas preguntas de cuatro medios AP, CNN, Granma y Cubadebate.

Interrogado sobre paquetes futuros de medidas generados por Cuba para favorecer su relación con Estados Unidos, Rodríguez respondió: “Nosotros pasamos nuestro gran paquete de medidas en 1959” y precisó que no es Cuba la que ha vetado sus relaciones con Estados Unidos, sino a la inversa.

Por último, insistió en que “Cuba es un país en permanente cambio, en permanente transformación”.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.