El grupito que no aplaudió a Obama

Este artículo es de hace 4 años

Los que monopolizan la opinión en Cuba no demoraron en preparar las acciones de respuestas que, sabían, tendrían que sacar al aire inmediatamente después del histórico discurso ofrecido por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en el Teatro Alicia Alonso de La Habana.

Antes, durante y después de una reflexión mesurada y respetuosa, el presidente Obama fue vitoreado por la inmensa mayoría del público asistente, del cual aún se desconocen los criterios de selección utilizados por ambos gobiernos.

No obstante, hubo un pequeño grupo ubicado en una sección privilegiada del teatro, que se abstuvo de aplaudir en todo momento salvo cuando el mandatario abordó los méritos de Cuba en la lucha contra el Ébola, una muestra de la predisposición existente en torno al esperado suceso.

Ya en las redes sociales se hilvanaban diferentes conjeturas sobre el discurso, una de ellas, en relación a las indicaciones ofrecidas por el gobierno y miembros del partido (PCC) de no aplaudir al presidente norteamericano bajo ninguna circunstancia; pero ello, hasta comenzado el acto, parecía demasiado surrealista hasta para los más crédulos.

Si dicha hipótesis suponía una desfachatez inconcebible, el tratamiento mediático que le sucedió despojó toda duda sobre la posición oficial intransigente del gobierno cubano ante el camino recién inaugurado de la normalización y sobre todo, quedó claro a quiénes responde realmente la prensa militante cubana.

El grupo que nunca aplaudió finalmente lo hizo, pero de espaldas a Obama y en directa ovación al presidente Raúl Castro, una suerte de espectáculo robótico protagonizado por máquinas humanoides de cara a los medios internacionales.

Mientras, en el lobby del Teatro Alicia Alonso se encontraba la periodista Cristina Escobar, conocida por su presencia itinerante como moderadora en la Mesa Redonda, quién en transmisión televisada a todo el país, consideró insuficiente la reflexión del presidente estadounidense, puesto que “Obama no mencionó ningún problema de EE.UU”.

Asimismo, calificó el discurso y la visita en general como una vía para “reconstruir una hegemonía en decadencia como la de los EE.UU en nuestra región”.

“Él (Obama) habló de empoderamiento, yo creo que la labor de empoderamiento del pueblo cubano está sucediendo desde el 1ro de enero de 1959” (…) “También se refiere a los exiliados” –se detiene a explicar la connotación negativa del vocablo- “cuando la gran mayoría de ellos emigran por razones económicas”, acotó apuntando que la escasez económica se ha debido fundamentalmente al embargo estadounidense.

También abordó el polémico tema de acceso a la información, donde aseveró que Cuba se conectó “tardíamente en 1996” y precisamente debido la legislación estadounidense existente, y por “el mismo bloqueo que también obstaculiza el acceso a esa conexión”.

Mientras tanto, en los estudios de ICRT se había conformado para la ocasión un panel con un periodista y el especialista invitado, Dr. En Ciencia Históricas Néstor García Iturbe, para “desmontar” y valorar los “significados ocultos” en las supuestamente amigables palabras de Obama al pueblo de Cuba.

“Obama tiene que excusarse por el bloqueo y nosotros, entonces, en base a esa excusa, perdonar”, respondió García Iturbe a la interrogante de si el pueblo cubano debería olvidar y empezar de nuevo, como sugiriera el mandatario norteamericano.

También calificó de totalmente falsa la declaración de Obama sobre las flexibilizaciones en torno a las remesas y cuestionó la visión del presidente sobre fomentar los derechos individuales de los ciudadanos.

“Habló de resaltar el individualismo, las personas que resuelven su problema, pero Cuba tiene una política internacionalista, nosotros trabajamos para resolver el problema de América Latina y del mundo si es posible”, acotó.

Para normalizar la relaciones, “Ud. (Obama) tiene que eliminar la televisión y radio Martí, así como la USAID que financia y promueve la subversión contra Cuba”, declaró el especialista.

“Habló del derecho de todos a tener un techo sobre sus cabezas y a la educación” –continuó valiéndose de estadísticas- “mientras que 5 millones de niños en EE.UU no van a la escuela y todos conocemos los famosos homeless”.

“Habló también del derecho a sindicalizarse, cuando el 60% de los trabajadores de los EE.UU. no tienen derecho a sindicalizarse”, y a veces uno debe escoger entre sindicalizarse, pagar la renta, la comida o la póliza de seguro del ObamaCare, que también hay que pagarla.

El analista también insinuó que el gobierno cubano no carecía delespíritu juvenil con el que había nacido.

“Los que hicieron las revolución fueron jóvenes, el futuro de Cuba está en las manos del pueblo cubana desde el 1ro de enero del 59 y cada día hay más jóvenes dentro del partido y la juventud comunista”, declaró.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985