Los Rolling Stones hacen realidad en La Habana el sueño de miles de cubanos (FOTOS)

Este artículo es de hace 4 años

“Hola, Habana. Buenas noches mi gente de Cuba,” saludó Mick Jagger al público dando inicio al show, único y gratuito, tan prometido por los Rolling Stones. Con la famosa Jumpin Jack Flash, se hizo realidad la cita en La Habana con la historia misma del rock and roll.

“Sabemos que años atrás era difícil escuchar nuestra música en Cuba, pero aquí estamos. Pienso que los tiempos están cambiando", dijo Jagger haciendo alusión a las décadas del 60 y el 70 en la Isla, cuando estaba prohibido por la revolución escuchar bandas angloparlantes.

El público comenzó a llegar a los alrededores de la Ciudad Deportiva desde la noche del jueves, para garantizar un lugar cerca del estremecedor escenario. “Llevamos 14 horas esperando aquí, pero desde aquí los podremos ver perfectamente,” decía a viva voz un veinteañero eufórico mientras esperaba la arrancada de la banda.

Decenas de miles de personas llenaron la instalación y las zonas aledañas, cubanos de todos los puntos de la Isla, así como extranjeros que aprovecharon la ocasión para viajar a Cuba y ver a las leyendas del rock and roll.

Los Stones superaron con creces las expectativas en el escenario, negando razón al criterio de algunos de que están en edad de jubilarse. Con una energía impresionante, tocaron, cantaron y bailaron por más de dos horas.

Tal como se había anunciado, en “You Can’t Always Get What you Want” los acompañó el Coro de Cámara Entrevoces, dirigido por la maestra Digna Guerra. Satisfaction fue el tema reservado para cerrar por todo lo alto el gran espectáculo.

El concierto también dio cita a varias generaciones de cubanos, desde gente muy joven a personas que jamás imaginaron vivir algo así.

“Estamos fascinadas con la cantidad de jóvenes que hay, es gratificante saber que ellos no sufrirán lo que nosotros pasamos para poder escuchar a los Rolling y a los Beatles, compartió Marisela López, de 67 años.”

"No tengo palabras para explicar lo que siento. Casi no he podido dormir desde anoche que los conocí personalmente en casa del embajador británico. La gente de mi generación no se imaginaba algo así, ya no lo esperábamos.” Juan Camacho, gran conocer de la historia del rock y conductor del programa radial de rock Disco Ciudad.

“Es para mí, como fan, un sueño estar disfrutando este concierto, y como músico, una oportunidad única,” Dagoberto Pedraja, guitarrista “Esto es increíble. Las luces, el audio, las pantallas, todo es impecable. Verlos a ellos en el escenario no tiene precio. No sé si volvamos a experimentar algo así.” Nancy Núñez, 52 años Sus Majestades Satánicas llegaron a Cuba la tarde del jueves en un vuelo privado y el propio Mick Jagger dio un pequeño saludo en español a sus seguidores antes de expresar en inglés su deseo de visitar la isla. "Va a ser la última parada en esta gira y será un gran espectáculo", prometió el cantante en el aeropuerto de La Habana.

"Siempre es muy bueno estar por primera vez en un lugar."

Fueron recibidos unas horas más tarde en la residencia del embajador británico en Cuba, donde se organizó una fiesta con personalidades de la cultura cubana para darles la bienvenida.

Luego -compartió Jagger- comieron "arroz y frijoles negros y bailaron salsa y rumba en la Casa de la Música."

Este megaconcierto es el broche de oro de su Olé Tour por Latinoamérica, donde han ofrecido conciertos multitudinarios en Argentina, Chile, Brasil, Perú, Colombia y México.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985