Fanático lanza una lata a los Tampa Bay Rays por jugar en Cuba

Este artículo es de hace 4 años

Un fanático ingresó al terreno del estadio McKechnie Field (Florida) durante un juego entre los Piratas de Pittsburgh y los Tampa Bay Rays este sábado, y lanzó una lata de cerveza al dogout de los Rays, en señal de protesta por la visita del equipo a Cuba.

El hombre, que logró entrar al terreno, comenzó a gritar insultos contra el Gobierno cubano y atacó al equipo, que jugó un tope amistoso con la selección nacional de ese país el pasado martes en La Habana en el marco de la visita del presidente estadounidense Barack Obama a la isla.

Según reporta ESPN Deportes no hubo lesionados en el incidente. Un integrante de la cuadrilla de trabajadores de los Piratas y el coach de la antesala de los Rays, Charlie Montoyo, sometieron al manifestante hasta que la policía llegó, interrumpiendo brevemente el juego.

El teniente de la policía de Bradenton, John Affolter, dijo que el sujeto fue arrestado y se le acusará de causar desorden, invadir una zona restringida y protagonizar una agresión. "He trabajado en los juegos acá durante 23 años y jamás había visto algo así", aseguró Affolter. 

El campocorto de Pittsburgh, Jordy Mercer, dijo al medio deportivo que presenció lo ocurrido desde la cueva de los Piratas.

"Oí un tronido fuerte y vi volar la cerveza", relató. "Uno nunca sabe qué puede ocurrir. Pero las autoridades estuvieron atentas, lo que es bueno. Y también lo estuvieron los peloteros de los Rays, que prestaron ayuda", declaró a la prensa.

Durante el suceso, el puertorriqueño  Montoyo logró acercarse al individuo y pedirle que se calmara. El pelotero asegura que el atacante era una persona de avanzada edad, por lo es válido asumir que se haya tratado de un exiliado cubano, quien sigue guardando viejos rencores hacia el gobierno comunista de la isla.

"Me di cuenta de que hablaba español, así que le dije que se relajara", declaró Montoyo, quien tuvo una fugaz carrera en las mayores con los Expos de Montreal. "No oí lo que gritó. Me pareció una persona de edad avanzada, así que en cierto modo me sentí mal por él. Lo sujeté y no traté de derribarlo".

Los Tampa Bay Rays jugaron en el Estadio Latinoamericano de La Habana en un tope amistoso con el equipo Cuba que resultó en 4 carreras a 0, a favor de los visitantes. Con el juego, el presidente Obama selló con broche de oro su jornada en la nación caribeña, la cual pasó a la historia como la primera de un mandatario norteamericano en casi 90 años.

(Imagen tomada de: Chicago Tribune)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985