Obama “se resistió” a foto con Raúl Castro por desacuerdo en sus posturas

Este artículo es de hace 4 años

Washington (EFE).- Una de las instantáneas que más circuló por las redes durante la visita de Obama fue la del levantamiento de manos promovido por Raúl Castro y 'resistido' por Obama. Sobre el incómodo momento, ha comentado este domingo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest al comentar que la resistencia a fotografiarse con el brazo en alto de la mano de su homólogo cubano, Raúl Castro, se debió a los desecuerdos existentes en diversas áreas de la relación.

El suceso tuvo lugar al finalizar la conferencia de prensa conjunta en La Habana, cuando Raúl intentó levantar el brazo del mandatario estadounidense Barack Obama.

"Creo que el presidente Castro tenía en mente una fotografía bastante icónica con el presidente Obama y sus brazos levantados juntos. Creo que el presidente Obama creía que eso implicaría un grado de acuerdo mucho mayor en algunas prioridades que el que realmente existe", dijo Earnest en su conferencia de prensa diaria.

"Por eso el presidente se resistió a la idea de una fotografía como la que imaginó el presidente Castro", agregó.

Aunque Obama no "esperaba" que el líder cubano hiciera algo así al final de la conferencia de prensa, sí reconoce que "para tener 84 años, el presidente Castro demostró ser bastante rápido en sus reflejos", apuntó el portavoz.

Earnest subrayó que, por lo demás, Obama se sintió "completamente cómodo al aparecer en el escenario" de la conferencia de prensa junto a Castro, con el que mantuvo "importantes conversaciones" en una reunión bilateral poco antes.

La Casa Blanca respondió también a las críticas al viaje de Obama por parte del expresidente cubano Fidel Castro, quien opinó en una columna publicada hoy que Cuba no necesita regalos del "imperio", y que el líder estadounidense cometió olvidos históricos en el discurso que ofreció al pueblo cubano desde La Habana.

Earnest afirmó que el hecho de que el expresidente cubano haya criticado la visita demuestra que esta tuvo su "efecto previsto", en el sentido de "aumentar la presión" para que el Gobierno cubano mejore su respeto a los derechos humanos.

"El hecho de que el expresidente se sintiera obligado a responder de forma tan contundente es una indicación del significativo impacto de la visita del presidente Obama a Cuba", afirmó el portavoz.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.