Secuestrado avión de pasajeros de Egypt Air con destino El Cairo

Fuentes de la seguridad chipriota no han descartado que exista más de un secuestrador.


Este artículo es de hace 5 años

Un Airbus 320, de la compañía egipcia Egypt Air, que cubría la ruta interna entre el aeropuerto de Borg el Arab y El Cairo ha tenido que realizar un aterrizaje de emergencia en la el aeropuerto de Larnaca (Chipre), por haber sido secuestrado.

Un comunicado emitido por el ministerio de Aviación Civil egipcio informó del secuestro efectuado por un sujeto que amenazba con portar un cinturón de explosivos.

La propia aerolínea informaba del secuestro del vuelo MS 181 en su perfil en Twitter.

A bordo del avión viajaban 81 pasajeros. Todos, menos los tripulantes y cinco ciudadanos extranjeros, fueron liberados.  Los extranjeros, a bordo del avión, eran ocho estadounidenses, cuatro holandeses, dos belgas, cuatro británicos, un sirio,un francés y un italiano. 

Dos centros de crisis han sido creados inmediatamente por las autoridades de Chipre, uno que operará desde el propio aeropuerto y otro que se encargará de la unidad antiterrorista de la Policía.

La identidad del sujeto perpetrador ya ha sido confirmada: un hombre de 27 años de edad, nacionalidad egipcia y de nombre Ibrahim Samaha.

Hasta el momento no se han confirmado las causas que llevaron al sujeto a perpetrar el acto, pero varios medios han apuntado a cuestiones personales como motivos principales y algunos han informado de la solicitud de asilo político por parte del secuestrador.

Horas después de que haberse dado las primeras noticias sobre el secuestro, una vez que el secuestrador ya había sido detenido, pudo saberse que el perpetrador había creado el pánico con un falso cinturón, para tomar el control de la aeronave y desviarla para dar una carta a su exmujer.

Los acontecimientos, que se saldaron sin lesionados ni daños que lamentar, dejaron momentos de incertidumbre y alguna que otra insólita anécdota, como la de uno de los rehenes que quiso hacerse un selfie con su captor, y posar sonriente junto a aquel y su falso cinturón de explosivos.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.