Entre Fidel y Manolín: ¿repercusión o no repercusión?

Este artículo es de hace 4 años

El sitio cubano Cubadebate se mostraba satisfecho ayer por haber alcanzado un récord histórico de visitas a su web ―190.000― y

haberlo conseguido gracias a la enorme repercusión pública del artículo del Comandante en Jefe Fidel Castro, ‘El hermano Obama’.

También daba cuenta de un récord de comentarios en la web y explicaba que:

Fidel acaparó la mayor cantidad de opiniones […]  en los que la audiencia ha expresado apoyo abrumador a sus palabras.

Innecesario este último dato, pues viniendo de Cubadebate lo dábamos por descontado. Y como no podía faltar, se despedía el artículo con un tono muy exaltado:

gracias, Fidel’ para el imán de multitudes que sigue y seguirá siendo el líder histórico de la Revolución cubana, articulista mayor de la dignidad de los pueblos.

No se trata de dudar de la validez de unos datos que confirman que cuando Fidel reaparece, sea para lo que sea, la atención se centra en él. Nadie duda que su papel en la Historia de Cuba le ha granjeado ese derecho. Otra cosa es la evidencia del servilismo histórico que la prensa cubana desgrana hacia sus líderes.

Más sospechoso parece la reincidencia de varios medios oficiales en rescatar y enaltecer la repercusión de las palabras de Fidel Castro en el resto del mundo.

Así lo vienen haciendo desde el pasado 27 de marzo el periódico Granma, Telesur, la mencionada Cubadebate y muchísimos otros medios y webs cubanos.

Visto desde fuera parece como una escalonada campaña para acallar el creciente número de voces anónimas ―y algunas no tan anónimas― que desde esa “barra libre” expresiva que es internet, han querido dejar registrada y compartida su opinión acerca de las reflexiones de Fidel.

En su pequeño artículo, Telesur destacaba que Fidel Castro se convirtió  en trending topic mundial en la red social Twitter, y destacaba como una de las claves de la repercusión, una frase que ha sido de las más comentadas: "No necesitamos que el imperio nos regale nada", en referencia a la reciente visita del presidente Barack Obama a Cuba.

Según Telesur, el nombre de Fidel Castro ocupó posiciones relevantes entre los seguidores de Twitter en Estados Unidos, Venezuela, México, Colombia y otros países.

Lo que no se dedicaba a repasar este medio informativo fue la tendencia de los comentarios, es decir, el contenido.

Telesur omitía en su declaración si a nivel mundial pesaba más la desaprobación hacia lo expresado por Fidel o lo contrario, una alabanza de sus argumentos.

Y es una pena que faltara ese detalle, puesto que Twitter es, en estos momentos, uno de los verdaderos termómetros de la opinión pública a nivel mundial.

Habría que aclararle a Telesur que no vale ser trending topic en Twitter, hay que ver qué se dice en Twitter, una red social que, hoy por hoy, construye o maltrata la reputación pública de cualquier persona, y ello a base de frases breves, ácidas y punzantes.

El Granma también sumó elogios a las reflexiones de Fidel (faltaría más), e hizo uso de su frase comodín en estos casos ―esa que todos llevamos escuchando hace años― que diagnosticaba una “amplia repercusión en medios de prensa de todo el mundo”.

Entre los medios mencionados por Granma se encontraban el Portal Nicaragüense “La voz del sandinismo”; el diario venezolano “4F Digital”; y otros más conocidos como el argentino “La Nación” o el mexicano “La jornada”. A ello se sumaban agencias como Reuters, Ansa o AFP.

La pregunta es si una repercusión como la mencionada ―que tampoco es para halarse los pelos de entusiasmo― a fin de cuentas tiene un verdadero y productivo alcance para el gobierno cubano o simplemente expresa el asombro y el desconcierto de buena parte de la comunidad internacional, ya sean medios de prensa o ciudadanos comunes, hacia unas declaraciones que no dejan de ser polémicas.

Insisto, curiosamente no le dio a Telesur por hacer un resumen de los tweets como sí lo hizo con el Granma con lo declarado por diarios y agencias, medios que a fin de cuentas describieron lo dicho pero que no entraron en valoraciones o juicios profundos de lo expresado por Fidel.

En todo caso, que las palabras de Fidel Castro hayan tenido repercusión no es de sorprender ―ocupa el lugar que ocupa en La Historia― más sorprendente resulta, sin embargo, que se convierta en producto "trending" entre la comunidad cubana la declaración “respuesta” del salsero cubano Manolín, ampliamente comentada y reproducida por medios de prensa y compartida por miles de cubanos en las redes sociales.

Manolín es solo la punta del iceberg, la cara visible y mediática de lo que muchos cubanos desearían poder escribirle y decirle al “hermano Fidel” en estos momentos.

Pero tranquilos, a pesar de la "mucha" repercusión que hayan tenido las palabras de Fidel, tampoco hay que preocuparse demasiado, porque estas "reflexiones" lo único que han venido a demostrar es que, cuando nos despertamos.....el dinosaurio todavía estaba allí.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide