Canciller cubano: desgravación del dólar en Cuba ha quedado en “mero anuncio”

Este artículo es de hace 4 años

El pasado 17 de marzo el Ministro de Relaciones Exteriores cubano Bruno Rodríguez Parrilla informaba en conferencia de prensa, de la decisión del gobierno cubano de eliminar “el gravamen del 10% que se aplica hoy al dólar”.

La noticia llegaba unos días después de haberse anunciado el cuarto paquete de medidas por parte de Estados Unidos para suavizar las restricciones del embargo impuesto a Cuba que incluía posibilidad de uso del dólar por parte de los cubanos, y a tan solo tres de que arribara a la Isla el presidente norteamericano Barack Obama.

Si bien en ese momento el canciller cubano alertaba que la eliminación efectiva del gravamen estaría sujeta a pruebas "con entidades bancarias de terceros países y en los propios Estados Unidos para saber si las transacciones en efecto puedan realizarse y no estén sujetas a esas injusta e intimidatorias medidas", la noticia fue replicada con celeridad y acogida con una mezcla de optimismo y recelo por los cubanos residentes dentro y fuera de la Isla.

Sin embargo, la esperada despenalización del dólar en Cuba ha quedado, en palabras del propio canciller Rodríguez, “en mero anuncio” pues hasta el momento “no hay transacciones financieras normales”.

Las declaraciones fueron publicadas por el medio Cubadebate este martes 29, a partir de una entrevista concedida por el ministro a la Radio Pública de Ecuador, Ecuador TV, el diario El Telégrafo y la agencia de noticias Andes.

En la conversación telefónica con los medios ecuatorianos Rodríguez aprovechó para aclarar, una vez más, que son condiciones imprescindibles para el pleno restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos el fin del embargo, el cese de finaciación de “programas y transmisiones radiales y televisivas para alterar el orden constitucional imperante en el país antillano” y la devolución del territorio ilegalmente ocupado de Guantánamo.

Indicó, igualmente que “Cuba no bloquea a Estados Unidos, ni aplica ninguna medida discriminatoria contra las compañías norteamericanas, ni a los turistas estadounidenses” y que, en la misma línea de todos los discursos oficiales sobre el deshielo y de las recientes reflexiones del expresidente cubano Fidel Castro, Cuba no estaría dispuesta a ceder “ni un milímetro a los principios de la Revolución, ni a su independencia”

El apego y defensa del pasado, leitmotiv de los planteamientos oficialistas cubanos a propósito del discurso y visita de Obama a Cuba, también estuvieron presentes en las palabras de Bruno: “Los discursos pueden ser agradables, incluso sinceros, pero una frase amable, una sonrisa, ni un gesto de simpatía pueden hacer olvidar una historia larga, compleja que marca la vida de los cubanos”.

Loas y apoyo a las reflexiones de Fidel pusieron el corolario a las declaraciones ofrecidas por el canciller cubano a los medios ecuatorianos. “Me parece extraordinariamente oportuna la reflexión del comandante Fidel Castro con su extraordinaria autoridad histórica, política y ética en nuestro pueblo y, en general, en la opinión pública internacional cuando descompone esos conceptos y reitera lo que es una firme decisión de las cubanas y cubanos”, manifestó Bruno, adjudicándose el derecho de hablar en nombre de los millones de ciudadanos que habitan la Isla.

(Imagen tomada de Cubanet)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.