Visita Cuba un ejecutivo de la firma Pfizer

Este artículo es de hace 4 años

Pfizer es la compañía biofarmacéutica mayor del mundo, su interés principal es en el campo de la salud y la medicina.

Previo a la visita de Obama, en uno de esos viajes que forman parte del intercambio persona a persona (people to people), Dave Verbraska, uno de los ejecutivos principales de la firma viajó a Cuba en un grupo patrocinado por la Universidad de Columbia.

Como vicepresidente de la compañía el propósito principal de su viaje era tratar de conocer, de manera informal, el sistema de salud de Cuba al que algunos consideran uno de los mejores de su clase.

Si Verbraska pudo conocer el sistema de ventas de medicamentos del país habrá podido comprobar que en Cuba todas las farmacias son propiedad del estado cubano, las personas tienen posibilidad de adquirir algunos medicamentos sin indicación médica, aunque el listado es bien reducido.

En el país existe escasez de medicamentos, algunos, los más importantes como son los anticonvulsivantes, insulina, hipoglicemiantes, antihipertensivos, gotas oculares para el glaucoma, omeprazol, antidepresivos, etc. se indican por un certificado médico y los pacientes lo adquieren, de acuerdo a una dosis mensual regulada a través de un documento al que le llaman "tarjetón", por el cual se venden los medicamentos en el transcurso del mes siempre que el producto esté disponible en la farmacia de su comunidad.

Hay otros como antibióticos, vitaminas, analgésicos, antipiréticos, antiácidos, etc. que se pueden comprar por indicación del médico de asistencia, las 'recetas' pueden comprarse en cualquier farmacia y tienen una duración de un mes. Como consecuencia, los pacientes, fundamentalmente las personas de la tercera edad, visitan a sus médicos asiduamente para solicitar y tener recetas disponibles de los medicamentos que más utilizan para cuando "lleguen" a su farmacia, cosa que hace que la visita a los consultorios médicos, en muchas ocasiones, sea con el solo propósito de pedir una receta de tal o cual medicamento.

Las farmacias reciben el suministro con una periodicidad quincenal. El sistema de productos farmacéuticos de Cuba generalmente expende medicamentos genéricos y en el país se produce un elevado por ciento del cuadro básico. De los 857 fármacos que conforman el cuadro básico de medicamentos, 269 son importados de diferentes países, principalmente de mercados muy distantes como China, India y algunos países de Europa.

La industria farmacéutica nacional no cubre la demanda de medicamentos, aun cuando los de muy alto consumo y bajo precio, como la duralgina, de la que se consumen 70 millones de tabletas cada mes y unos 870 a 900 millones anuales, se importan, para preservar esa capacidad de producción para productos más estratégicos como son los antihipertensivos, como el enalapril y el captopril.

En Cuba hay algunas razones para explicar el consumo exagerado de medicamentos: todos se venden a precios subsidiados, lo que propicia su compra innecesaria, y que frecuentemente se almacenen y venzan en las viviendas cantidades considerables de antibióticos, vitaminas, etc. Hay que agregar la automedicación, con tratamientos innecesarios y peligrosos. Muchos medicamentos se emplean para uso en animales, desde antibióticos de elevado precio como el conocido rocefin —de uso hospitalario e imprescindible para salvar vidas en salas de terapia—, o las tabletas anticonceptivas y vitaminas que se suministran a gallinas, cerdos y otros animales, además de que el país consume alrededor de 840 millones de tabletas de polivit al año.

También la compra de algunos medicamentos y diagnosticadores por los miembros de las comunidades cubanas en el exterior, principalmente para niños y personas de la tercera edad por razón de la diferencia de precio y hábitos de consumo adquiridos cuando residían en Cuba, hace mucho más compleja la situación actual.

El país dispone además de una red de Farmacias Internacionales donde se expenden medicamentos en Moneda Libremente Convertible (CUC) de laboratorios farmacéuticos reconocidos en el mundo y a la que tienen acceso los turistas y personas que tengan la posibilidad económica de pagar los elevados precios que tienen estos productos. En ellas se pueden adquirir, por regla general, algunos de las medicinas en déficit en las farmacias normales.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985