Carnival asegura que Cuba es la que decide la entrada de cubanos a la isla

Este artículo es de hace 4 años

Miami, 13 abr (EFEUSA).- La decisión de no dejar entrar cubanos a la isla a bordo de los cruceros Carnival fue tomada por el gobierno de la nación caribeña y no por dicha compañía, alegó la empresa hoy, en respuesta a las demandas de discriminación recibidas por parte de ciudadanos cubanoamericanos en los EE.UU.

Las declaraciones fueron hechas este miércoles por el Jefe de Comunicaciones de Carnival Corporation, Roger Frizzell, quien aseguró "no es una decisión de nuestra marca Fathom, sino más bien una decisión de Cuba."

Fathom, una nueva marca de la empresa de cruceros, iniciará este 1 de mayo su primera ruta de cruceros de Miami a La Habana en el barco Adonia, con capacidad para 704 pasajeros, en la que sin embargo, no podrán viajar cubanos ni cubano-estadounidenses.

"Es nuestra esperanza y nuestra intención que todo el mundo pueda viajar y seguiremos persiguiendo un cambio en la regulación de crucero que ponga a los cruceros en igualdad con las aeronaves", en las que sí pueden llegar cubanos a la isla, aseguró Frizzell.

El portavoz señaló además que "no hay méritos ni substancia" en ninguna clase de demanda contra ellos por discriminación.

Dos viajeros cubanos, Amparo Sánchez y Francisco Marty, que no pudieron comprar pasajes para viajar en la nueva ruta, presentaron esta semana una demanda por "discriminación" contra la empresa en una corte federal de Florida.

"Creemos que hay una mejor oportunidad de efectuar un cambio en la política mediante un diálogo activo con los cubanos, que algunas de las políticas de muchos de los últimos años", manifestó el portavoz de Carnival.

Stephanie Moncada, una de las abogadas a cargo de la demanda, explicó a Efe que lo que se busca hacer desistir a Carnival de discriminar a los nacidos en Cuba.

Grupos del exilio cubano en Miami, entre ellos el Movimiento Democracia, también anunciaron hoy que analizan presentar otra demanda similar por discriminación.

De igual forma, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, nacido en Cuba y nacionalizado en EE.UU., ordenó hoy a sus asesores legales indagar si Carnival está violando el Código de Derechos Humanos del condado al discriminar en razón de la nacionalidad.

Giménez tienen entre sus funciones la supervisión del Puerto de Miami, de donde zarpará el 1 de mayo el crucero de Fathom con destino a La Habana, el primer crucero que saldrá de EE.UU. con destino a Cuba en más de cincuenta años.

Carnival es la primera empresa que ha obtenido el permiso para abrir una línea de cruceros a Cuba con salida desde Estados Unidos, al calor de la normalización de relaciones entre ambos países.

(Imagen tomada de: http://www.elnuevodia.com)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985