Cuba avisa que podrán competir en Río boxeadores cubanos "profesionales" pero bajo condiciones

Este artículo es de hace 4 años

Los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro ―previstos para este 2016― han abierto las puertas al “boxeo rentado” (profesional), y todos los países piensan sacar partido de esa posibilidad.

Sin embargo, Cuba, que en principio se ha sumado a esa opción, ha puesto algunas absurdas y penosas “condiciones”.  

En un sistema totalitario como el cubano, tan proclive a frenar la libertad individual y en el cual todo se hace en correspondencia con la política del país, el deporte no se queda atrás. Por ese motivo, Alberto Puig ―directivo del boxeo en la Isla― ha comunicado las restrictivas condiciones de participación para los boxeadores cubanos en las próximas Olimpíadas:

Si hay un boxeador cubano que viva en otro país, y haya mantenido relaciones con Cuba por voluntad propia, que no tenga ninguna deuda con el boxeo cubano y no haya traicionado a su país, si se afilia a nuestra Federación y participa en el proceso clasificatorio, no tenemos ningún inconveniente en que nos represente en los próximos Juegos Olímpicos.

Y añadió el federativo:

Todo eso se va a discutir en el congreso extraordinario previsto para junio en Lausana, Suiza.

En ese evento, cada federación será la que elija a su boxeador de la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur). Según Puig, también se verá cómo sería ese ingreso, porque ya ha existido un proceso de clasificación, que se va a respetar.

Mientras Ucrania ya avisó que está considerando enviar al peso completo Vladimir Klitchko, quien aceptó la idea de muy buena gana; Cuba se pone a impartir lecciones de patriotismo, y a poner en tela de juicio el pasado de cada boxeador cubano para ver si es merecedor, o no, de regresar a competir por Cuba en el plano del deporte olímpico.

Muchos de los principales púgiles cubanos han desertado de Cuba en años recientes para incursionar en el profesionalismo. Entre ellos Guillermo Rigondeaux, quien retuvo su corona de peso súper gallo de la AMB y agregó el cinturón de la misma categoría de la OMB, al vencer por unanimidad a Nonito Donaire, el 13 de abril en Nueva York.

Rigondeaux ―bicampeón olímpico del peso “gallo”― se fue de Cuba en 2009 y es es el actual campeón mundial de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Después del triunfo de la Revolución en 1959, el gobierno encabezado por Fidel Castro eliminó el deporte rentado en la isla en 1961.


Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide