Carnival Foto © Compañia de Cruceros Carnival asegura que autoridades cubanas están considerando revocar limitaciones

Compañia de Cruceros Carnival asegura que autoridades cubanas están considerando revocar limitaciones

Este artículo es de hace 4 años

La compañia de Cruceros Carnival aseguró hoy que tenía confianza en que las autoridades cubanas cederían en su absurda prohibición de vetar el ingreso a Cuba de cubanos americanos a bordo de sus cruceros. Bueno, de los cruceros de esta o de cualquier otra línea de las que proximamente comenzarán a efectuar sus servicios desde la Florida a La Habana. Tales palabras brindan cierta confianza y seguridad a miles de posibles viajeros. 

La Compañía, que habría cedido en un primer round ante el gobierno de Raúl Castro, al parecer ha recobrado su prestigio y se ha "lanzado" a intentar poner un orden lógico en las cosas. Al menos eso ¿no?

Lo correcto sería, digamos, que le comunicaran a la Habana que, si no viajaban "todos" no habría cruceros. Probablemente esta sea una carta que tendrán que jugar si otras demandas se suman a la que hace apenas unos días presentaron en una corte de Miami, dos cubano-americanos que se sintieron discriminados no por La Habana (a eso ya están acostumbrado muchos) sino por la mismísima Carnival. La compañía de cruceros está muy clara y sabe que "esa pelea" la tiene perdida en cualquier corte no de Miami, sino en cualquier corte de los Estados Unidos e internacional también. 

La prerrogativa cubana, que tiene casi visos de LEY (así en mayúsculas) ha desencadenado muchas reacciones en contra del gobierno de la Habana, por considerarla un apartheid a sus propios ciudadanos. El gobierno aún no ha emitido ninguna aclaración al respecto, ni por la televisión ni por la radio ni a través de la prensa escrita, pero todos los cubanos saben que el primero de Mayo, cuando el buque Adonia zarpe desde la Florida a bordo no habrá ningún cubano. A no ser que lo reconsideren prontamente.

Numerosas voces consideran que la medida es extraterritorial, porque afecta a cubanos-americanos, que nacieron en Cuba, pero actualmente son ciudadanos norteamericanos, o ciudadanos de otros países que quieren viajar a Cuba desde la Florida en un crucero y no pueden hacerlo. Muchos aseguran que es "política" pero en el listado de vetados hay miles y miles que nacieron en Cuba y salieron hacia los EE.UU siendo unos niños.

Hace apenas unas horas, bien al Sur de la Patagonia intelectuales del continente pedían al gobierno cubano una VERDADERA APERTURA.

Lógico. Después de uno analizar y darle mil vueltas a este asunto de "los cruceros" no le queda mucho que decir. Cuba, (no el país ni su gente) sigue creyéndose al parecer el ombligo del mundo. Armada en su intransigencia, pide de todo, absolutamente condiciona todo, pero no es capaz siquiera de permitir que un cubano, nacido en plena manigua, ponga un pie en una embarcación marítima o descienda por una escalerrilla de un crucero y plante el más barato de sus zapatos en cualquiera de los muchos puertos cubanos.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985