Premio Nacional de Restauración para la casa de Arango y Parreño

Este artículo es de hace 4 años

El 18 de abril, Día Internacional de los Monumentos y Sitios, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural realizó la ceremonia de entrega de la decimocuarta edición del Premio Nacional de Conservación y Restauración de Monumentos. Representativo de la arquitectura doméstica colonial, la casa de Francisco de Arango y Parreño, sede actual de la Oficina del historiador de la ciudad, destacó por la integralidad de los estudios e investigaciones asociados a su restauración.

En este inmueble, ejemplo de la arquitectura doméstica del siglo XVIII, nació el ilustre cubano cuyo nombre designa al edificio en el presente. Durante las acciones constructivas se rescataron todos los espacios originales: los arcos, vanos y algunos elementos de madera modificados en años anteriores. Se realizó una reconstrucción de la fachada y la primera rama de la escalera principal modificada en el XX. Se restauraron las pinturas murales y sustituyeron los dinteles podridos en planta baja. En la ejecución de la obra se respetaron los criterios de restauración del proyecto.

Por otra parte, el chalet de Güines descolló por su alto grado de conservación y por el deseo de sus propietarios de continuar usándolo como vivienda. Construido al estilo balloon frame en la occidental provincia de Mayabeque, sobresalen en la argumentación del jurado la decoración original del inmueble y otros elementos que armonizan en el conjunto y lo convierten en un punto de referencia dentro de la ciudad y en un precedente positivo para otros inmuebles privados.

Ambas edificaciones fueron reconocidas además con otros premios colaterales para sus respectivas categorías, entre ellos el de la Cátedra Gonzalo de Cárdenas de Arquitectura Vernácula otorgado a los miembros del equipo de restauración de la casa de Arango y Parreño. Mientras, el galardón del capítulo cubano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés) recayó en Jorge Aldo Martínez, propietario del chalet.

El jurado estuvo integrado por miembros designados en representación de la Comisión Nacional de Monumentos (CNM), la Uneac, la Facultad de Arquitectura del Instituto Superior Politécnico, el capítulo cubano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés) y la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción (Unaicc).

El Premio Nacional de Conservación y Restauración de Monumentos, de carácter anual, tiene la misión de fomentar la protección y el rescate de los monumentos nacionales y locales, como también el patrimonio edificado, histórico y cultural de Cuba. En 2015, el premio en conservación correspondió al Museo Provincial de Ciego de Ávila Coronel Simón Reyes Hernández; en tanto con el de restauración fue reconocido el Teatro Martí, de la urbe habanera.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.