Efecto Fast and Furious: gentío, tranques, despliegue y algún dinerito

Este artículo es de hace 4 años

Los simples transeúntes de la calle San Lázaro, y aquellos que circulaban en vehículos por dicha arteria habanera, tuvieron que esperar durante largos minutos los molestos “tranques” causados por el rodaje de la octava entrega de Fast and Furious, cuyo rodaje avanza a todo tren en zonas aledañas al Hospital Hermanos Ameijeiras y el Parque Maceo.

Por decenas y centenares se agolpan los curiosos, más peliculeros que cinéfilos, para tratar de ver, por lo menos de lejos, al famoso “mulato” Vin Diesel, intérprete del papel de Dominic Toretto, o a su fiel acompañante, que interpreta Michelle Rodríguez. Ambos intérpretes ya están en Cuba provocando alboroto a su paso.

Y si las estrellas no están demasiado asequibles, como es casi seguro, de todas formas los vecinos de Centro Habana se agrupan en torno a las calles que rodean el Parque Maceo, y solo se detienen ante las talanqueras que impiden su avance. Total, que desde esas talanqueras se aprecia a la perfección, por lo menos, el despliegue automotriz —no tanto de los autos añejos, que tanto deslumbran a los norteamericanos, pero que para los cubanos son el pan de cada día— sino de los majestuosos camiones y rastras, con las insignias de Hollywood, o de la Universal Pictures, con cámaras-grúas, trailers, algún que otro helicóptero, ómnibus en que se traslada el personal de la película, y tecnología audiovisual nunca vista en la Isla.

El deslumbramiento es natural, y los habaneros desocupados pueden esperar durante horas para ver los ensayos del equipo de producción, que se extenderán hasta el 5 de mayo, y el desfile de los autos clásicos, en el Malecón habanero, y en las zonas aledañas al Hospital Ameijeiras (como se muestra en la foto) pero el despliegue de tantos vehículos, y la aglomeración de curiosos, ha ocasionado los molestos “tranques” que ocasionan tardanzas en los otros carros clásicos, los tradicionales almendrones que tienen la calle San Lázaro como una de sus principales vías para moverse entre El Vedado y Centro Habana.

Aparte de las multitudes atravesadas en la calle, el despliegue de vehículos y tecnología, y los tranques del tráfico, algunos aseguran convencidos que por lo menos un tercio de la comunidad audiovisual cubana está implicada en Fast and Furious haciendo cualquier cosa, desde cargando utensilios, hasta controlando el gentío. Les pagan mucho más que en una producción cubana y mucho menos, muchísimo menos de lo que les pagarían en Estados Unidos por hacer la misma tarea.

Fast and Furious 8 se estrenará el 14 de abril en Estados Unidos, y contará también con estrellas como Charlize Theron, Kurt Russell, Dwayne Johnson, Tyrese Gibson, Ludacris o Jason Statham. Y a pesar del reparto estelar, es posible que la principal atracción sean las escenas rodadas en Cuba, o ¿será que contagié del mismo síndrome de aldeano orgulloso que se cree el centro del mundo?Conste que tal síndrome va in crescendo luego de Rolling Stone, en tiempos de Fast and Furious, y habida cuenta del próximo desembarco de Chanel, por primera vez en América Latina.

(Imagen tomada del muro de facebook de Ulises Toirac)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.