Dos diputados rusos proponen a Putin colocar misiles en Cuba y reactivar antigua base de espionaje

Este artículo es de hace 4 años

Según reporta Martí Noticias, Valery Rashkin y Sergei Obukhov, miembros del Partido Comunista y diputados de la Duma Estatal (Cámara baja del Parlamento ruso), han remitido al presidente Vladimir Putin una propuesta que tendría como fin la renovación de las operaciones de un centro de inteligencia de señales, en la base de Lourdes en Cuba.

 

Según la agencia de noticias RIA, tendría también como propósito la colocación de misiles rusos en Cuba, con la intención de resguardar los intereses de Rusia y sus aliados.

En la “apelación” al presidente de la Federación Rusa, los citados diputados precisaron que esta decisión podría ser tomada en el marco del "Tratado de amistad y cooperación" entre la Unión Soviética y Cuba, que ha permanecido en vigor desde su firma.

Esta reacción respondería a la “amenaza potencial” que, según los diputados mencionados, supondría el reciente acuerdo de Turquía con Estados Unidos para desplegar, en el próximo mes de mayo, baterías antimisiles estadounidenses en su frontera con Siria.

El propósito esgrimido por Estados Unidos para tal operación en la frontera turca, ha sido el enfrentamiento a los ataques cada vez más frecuentes del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Sin embargo, en el documento dirigido a Putin, Rashkin y Obukhov destacan sobre el movimiento norteamericano:

Vale la pena señalar que las características de funcionamiento de dichas armas, de acuerdo con los datos disponibles, permiten entre otras cosas, el uso de misiles con un alcance de hasta 500 km. Por lo tanto, es una amenaza potencial para los aliados rusos (principalmente Armenia).

Como reacción a lo que consideran una “acción ofensiva de Estados Unidos”, es que ven necesario ambos diputados una respuesta comparable para proteger los intereses rusos, y que involucraría a Cuba como base.

Para estar a la altura de las circunstancias, los dos diputados ―que parecen anclados todavía en plena Guerra Fría― proponen desplegar en Cuba los lanzamisiles rusos de mayor potencia o análogos.

También proponen restablecer el funcionamiento de la estación de interceptación de señales en la Isla, que fuera cerrada en el año 2002.

Los parlamentarios rusos afirman convencidos:

Creemos posible el uso de la experiencia soviética para contener las intenciones expansionistas de Estados Unidos en la actualidad.

Y aludiendo a un delicado momento de la Historia, insisten:

Durante la crisis del Caribe (Crisis de los Misiles), la respuesta determinada de la URSS permitió disuadir a Estados Unidos del despliegue de misiles en Turquía.

La estación de interceptación radioelectrónica situada en Lourdes ―cerca de La Habana― fue una instalación importante para la Inteligencia soviética en la época de la URSS.

Habrá que esperar la respuesta del Presidente Vladimir Putin al nostálgico documento de los dos diputados comunistas. Sin embargo, en el pasado mes de febrero, Alexander Schetinin ―director del departamento de América Latina en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia― aseguró que Moscú no tenía intenciones de abrir bases militares en Cuba. En su declaración de entonces, fue tajante: “Este asunto no está en la agenda”.

Del mismo modo, tras la visita del presidente ruso Vladimir Putin a Cuba, en el mayo del 2015, un portavoz del Kremlin desmintió que en aquella reunión ambos presidentes debatieran la apertura de bases militares rusas en la Isla.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide