Josefina Vidal Foto © Josefina Vidal ofrece una versión “menos ofensiva” sobre discurso de Obama en el Gran Teatro de la Habana

Josefina Vidal ofrece una versión “menos ofensiva” sobre discurso de Obama en el Gran Teatro de la Habana

Este artículo es de hace 4 años

Josefina Vidal, la persona encargada de llevar adelante las negociaciones Cuba-USA, cuyo primer paso fue dado el 17 de diciembre del 2015 y que ha “culminado” – por el momento – con la visita del presidente norteamericano Barack Obama a Cuba, ofreció una entrevista al canal libanés Al Mayadeen,el cual ha publicado en su página en Youtube las versiones en árabe, español e inglés de esta conversación.

En la entrevista, entre las muchas preguntas hechas, Josefina comenta el impacto de la visita a la Isla del Presidente estadounidense en "la parte cubana".

Y lo hace desde una perspectiva personal, y “menos ofensiva” a la que durante las últimas semanas hemos venido escuchando en boca de Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Miguel Moré Santana, número dos de la Embajada de Cuba en España, y la sutil reflexión del ex Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Fidel Castro Ruz.

A la pregunta del periodista sobre una valoración de la parte cubana acerca del discurso de Obama, Josefina contestó:

-Hay que preguntarle a otros cubanos, pero en el caso mío que he leído tanto sobre el pensamiento de Obama, que he pasado tantos años estudiando las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, realmente su discurso era lo que yo esperaba. No hubo sorpresas para mí en su discurso. En comparación con la retórica que han utilizado otros presidentes hacia Cuba, en sentido general fue respetuoso. Creo que como ningún otro presidente de Estados Unidos había hecho antes, porque había un enfoque de negar todo lo bueno que ha hecho Cuba. Él no lo desconoció, todo lo contrario, el reconoció en su discurso cosas que nosotros hemos hecho para el bien del pueblo cubano, y para el bien de la humanidad.

Pero por supuesto, defendió los valores en los que él cree. Nosotros lo escuchamos con atención, creo que lo escuchamos en el Gran Teatro de La Habana con respeto, pero no esperábamos algo diferente, sabíamos que él iba a aprovechar ese discurso para trasladar su visión sobre lo que él considera que es la democracia, los derechos humanos. Respetamos que sea así en Estados Unidos, pero a su vez defendemos el derecho de Cuba a escoger su propio camino y el de cualquier otro país del mundo. No fue una sorpresa para mí y creo que tampoco la hubo para la mayoría de los cubanos que estuvieron en el Teatro, y me da la impresión de que los propios aplausos de los cubanos, que en algunos casos fueron efusivos y en otros casos fueron bien moderados, reflejaron en sentido general nuestra opinión sobre su discurso. Pero lo más importante es que fue escuchado con respeto y cada cubano tuvo la oportunidad de sacar sus propias conclusiones.

Queda ver, si en los próximos años que se avecinan la política cubana sigue su rumbo hacia la tirantez de Bruno, o hacia la "reconciliación" de Josefina, quien muy seguramente hasta pudiera sucederle en el cargo.

Méritos, le sobran. 

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985