¿Qué traerá Chanel a La Habana?

Este artículo es de hace 4 años

París, Venecia, New York, Dubai. Ciudades exóticas, cosmopolitas, históricas y seductoras. Marcadas una vez por desfiles de alta costura y reconocidas para siempre como sitios donde la moda vibra y echa raíces. ¿Qué tienen en común con Cuba?

La pregunta podría abrirse a un millón de cuestiones tradicionales, pero en la práctica, cuando en los próximos días Karl Lagerfeld desembarque en Cuba detrás del desfile de la maison francesa Chanel, La Habana entrará en la lista y conocerá –tal vez por única vez- lo que constituye ser una ciudad “bendicida” y “tocada” por un ícono de la moda mundial.

El “Káiser”, como también se conoce a Lagerfeld, ha decidido estrenar en la Isla su colección Cruice Resort 2016-2017 justo con una pasarela en el Paseo del Prado capitalino, que hasta la fecha se prepara para recibir a unas 300 celebridades; desde top models hasta actores, músicos y otras personalidades del ámbito cultural y la farándula fashionista.

Pero, ¿qué es la colección Cruice Resort y qué características pudiera tener en Cuba?

Hasta hoy poco se conoce de los referentes que usará la maison francesa para caracterizar esta muestra. Se presume que a los tejidos frescos, volátiles y tropicales, se le sumen colores muy cubanos y motivos alegóricos a la Isla, característica propia de cada colección Crucero presentada en la historia.

El apoyo en el arte pictórico costumbrista y la obra de sus principales exponentes locales –algo inherente a la formación fotográfica de Lagerfeld- pudiera ser evidente en esta pasarela, pensada originalmente para “aquellas mujeres que pasaban sus veranos montadas en yates, vacacionando o en balnearios”, según cuenta la historia publicada por Chanel.

Trajes de baño, sombreros, sandalias, trajes en algodón o lino, vestidos de chiffon y trajes de noche vaporosos para fiestas en la cubierta de un yate, podrían sorprender a los amantes de la moda en Cuba, quienes con seguridad nunca imaginaron presenciar un evento tan exclusivo a nivel mundial.

“Las colecciones de crucero tienen su propia personalidad, independencia. No tienen que ver con otras en anécdota… en los elementos distintivos de la marca sí, pero no en su argumento”, respondió Karl en una ocasión a Vogue, sobre el carácter de esta muestra que anualmente se reinventa y gana seguidores.

Durante los últimos quince años, esta selección ha consolidado su valía con un tema y una identidad propia, y aunque los cubanos nos hemos quedado “fuera de la fiesta” en nuestro patio, estaremos representados allí por un grupo de modelos locales que, precisamente hoy, realiza su primera prueba de vestuario en el mítico Teatro Martí de La Habana.

Por el momento solo queda esperar al tres de mayo para vivir una noche de Chanel en La Habana. Tal vez, si cerramos los ojos y cruzamos los dedos, Cuba pueda ser regla y no excepción, dentro del itinerario de la moda mundial.

(Imagen tomada de Chanel, de la colección Crucero 2015-16)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.