Anuncian cambios para la próxima Serie Nacional de Béisbol

Este artículo es de hace 4 años

El Director Nacional de Béisbol, Heriberto Suárez, anunció un par de transformaciones que sufrirá la 56 Serie de Béisbol de Cuba.

La siguiente campaña de la pelota cubana no sufrirá cambios en su estructura durante su primera mitad, excepto por el hecho de que comenzará antes que de costumbre, el 7 de agosto, en pleno verano, para que su fin coincida con el comienzo de la Serie del Caribe, a donde iría el equipo recién coronarado, como ocurre con los demás torneos caribeños, aunque estos se lo pueden permitir por ser mucho más cortos.

Tradicionalmente, la serie comenzaba en noviembre, la mejor época para evitar los calores intensos y húmedos del verano cubano, y se extendía hasta mayo del año siguiente. El clima agresivo de agosto, septiembre e incluso octubre en Cuba pudiera ser desde ya el primer inconveniente del desplazamiento en el calendario, y la primera duda la aporta el hecho de si vale la pena sacrificar todo un campeonato nacional que se alarga durante medio año por un torneo regional que dura una semana.

El otro cambio importante es que para la segunda etapa solo clasificarán seis equipos, cuatro de ellos de manera directa. Las otras dos plazas tendrán que disputarlas los ubicados entre el quinto y el octavo lugar, en un match cruzado a tres juegos entre quinto y octavo por un lado, y sexto y séptimo por el otro.

Los seis equipos clasificados harán entonces una elección de 5 refuerzos tomados de los 10 equipos que queden en el camino.

En cuanto a esa segunda fase y la postemporada, nada dijo el Director de Béisbol, por lo que se supone que no sufrirán cambios, y al finalizar la etapa clasificatoria los cuatro primeros avanzarán al play off semifinal.

El pase automático de cuatro equipos (más otros dos comodines) para la segunda fase debe hacer mucho más dura la lucha por la clasificación, pues realmente no tenía mucho sentido que la antigua segunda parte eliminara solo a la mitad de los 16 conjuntos.

Sin embargo, a juzgar por el estado de deterioro en que se encuentra nuestra Serie Nacional, no parece que este único cambio consiga arreglar las cosas.

¿Cambiarán las condiciones de los peloteros, su salario? Se le permitirá jugar a peloteros que hayan abandonado el país y quieran regresar a la Serie? ¿Podrán venir extranjeros, a los que les interese jugar en Cuba, aunque no les paguen un gran salario, solo para que el intercambio con el béisbol cubano contribuya a su desarrollo, y de paso aporten su experiencia a nuestro torneo doméstico? ¿Y en sentido contrario, podrán los cubanos contratarse libre y masivamente en las ligas del Caribe como se ha prometido, de manera que se establezca un flujo que en los próximos años permita a nuestra Serie nutrirse con el béisbol que se juega más allá de nuestras costas? ¿Mejorará la calidad de los estadios y los terrenos? ¿Aumentarán las transmisiones televisivas, limitadas a un único partido diario? ¿Se regularizarán las transmisiones de los telecentros provinciales, que podrían complementar el trabajo de las unidades nacionales y le permitirían a cada cual seguir al equipo de su preferencia?

Se hace bastante claro que el problema del béisbol en la isla no es tanto de estructura, como de concepción. Cambiar la estructura ha sido la solución más socorrida, y la más fácil, pero luego de haber tenido decenas de cambios en los últimos años, lo cierto es que estos se han mostrado insuficientes para mejorar el campeonato. Y seguirán siendo ineficaces si detrás no hay una mentalidad que evolucione con los nuevos tiempos, o una voluntad que reconozca las grandes carencias de nuestro torneo, más allá de verle defectos al número de equipos que lo conforman o a la cantidad de refuerzos que se piden. Solo así la Serie Nacional volverá a ser una opción realmente atractiva para peloteros y espectadores, como era antes.

(Imagen tomada de www.granma.cu)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.