Primera Bienal Internacional de Diseño en contra de generalizar chapucería y fealdad

Este artículo es de hace 4 años

Cerca de quince ministerios, instituciones culturales y fundaciones auspician la Primera Bienal Internacional de Diseño, que los medios de la Isla consideran un síntoma favorable del creciente interés y valoración de una especialidad que jerarquiza la calidad, la estética y el buen gusto.

La máxima seleccionada para esta Bienal es Diseño y prosperidad, que se ajusta a los propósitos de convertir el evento en un espacio de intercambio y promoción sobre los aportes del diseño y su implicación en el crecimiento personal y social.

La Bienal en su primera edición es el fruto de una idea largamente soñada, para otorgarle al diseño el lugar que le corresponde a partir de sus más auténticos valores conceptuales, formales y utilitarios. Como propósito básico se analiza el estado actual del diseño en Cuba, y se piensa promover los beneficios de esta actividad, imprescindible para el verdadero bienestar humano y el desarrollo del país.

El evento será oportunidad para medir la salud del diseño en Cuba, en tanto garantía de calidad, competitividad, innovación y desarrollo. El programa se extiende a dos subsedes: Santiago de Cuba y Camagüey, con tal de ampliar las oportunidades de participación del talento creativo presente en otras regiones del país.

Los gobiernos locales, empresas e instituciones deberán ver el diseño, a la luz de la Bienal, no como un gasto, sino como una inversión que provee un valor agregado indispensable para concretar el sentido de prosperidad anhelado en el orden individual y colectivo.

Y de este modo se espera también fomentar una cultura del detalle contra la chapucería, sobre la base de la actualización constante de las tendencias contemporáneas del diseño en el mundo y la aprehensión de criterios estéticos que hagan más valedera y placentera la vida.

Desde su responsabilidad como vicepresidente de la Fundación Caguayo, Luis Ramírez Jiménez es uno de los principales promotores de la Primera Bienal, convencido de la necesidad de universalizar el diseño y aprovechar mejor el talento nacional pues, cuando se unen el diseño y la producción, cuando se avanza en el camino de la integración con la industria y se abren las puertas a una visión contemporánea de la disciplina entonces se pueden hacer cosas diferentes y aumenta la calidad y el confort.

El Palacio de Convenciones de La Habana acogerá el Primer Coloquio internacional de diseño e industrias creativas para el desarrollo, el VII Encuentro internacional de políticas públicas y de diseño, el Simposio Iberoamericano para la promoción del diseño y el XVI Congreso de la Asociación Latinoamericana de Diseño.

Durante los días de la Bienal se exhibirán igualmente los proyectos más relevantes presentados por estudios de diseño, agencias publicitarias, diseñadores y creadores, de acuerdo con su carácter innovador, sostenibilidad, calidad comunicacional y estética, funcionalidad, eficacia, creatividad y aporte social.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.