Foco de atención en la concluida Feria de Artesanía: muebles de Leo & Migue

Este artículo es de hace 4 años
En el pabellón C de Pabexpo, dentro de la Feria Nacional de Artesanía, que cada año convoca el Fondo Cubano de Bienes Culturales con la denominación de Arte para Mamá, destacaron los muebles, en particular los de Leo & Migue. Realmente llamados Leónidez Castro y Miguel Alfredo Rodríguez, y de oficio carpintero y tapicero respectivamente, los dos artesanos se unieron profesionalmente, y conformar este exitoso tándem que incluye ambas firmas en diminutivo. Conocidos primero bajo el sello de Mobiliario Habana, el dueto de artesanos se dedica, desde hace veinte años, a la producción diversa de muebles en madera con tapiz, de estilo contemporáneo, aunque muy inspirados en las líneas y colores del mobiliario de los años cincuenta, estilo vintage, que juega con las líneas rectas, las simetrías y figuras geométricas. De modo que los muebles de Leo & Migue destacan por la búsqueda de la elegancia, desde un toque retro que pasa por la combinación de los colores considerados sobrios, desde un punto de vista clásico. Y por supuesto sugieren y garantizan comodidad. El dúo de carpintero y tapicero destacaron particularmente en el Pabellón C de Pabexpo, por la belleza, funcionalidad y buen gusto de su mueblería. Y conste que tenían muy dura competencia en el área dedicada a los muebles para el hogar, donde también repitieron su éxito de otras Ferias las interesantes propuestas del grupo Montserrat, el mobiliario en madera de Raúl Valdés García, Macuba de Pinar del Río y la ambientación de interiores del artesano Abel Quintana, entre otros. Entre las manifestaciones artesanales tradicionales, que rescató esta Feria en Pabexpo, se cuentan, aparte del mobiliario, los bordados y crochet, la cestería, las confecciones de papier maché, el trabajo con metales en lámparas y cuadros, así como los hermosos humidores de tabaco, las cerámicas esmaltadas, las muñecas o las famosas “brujitas de la buena suerte”. Arte para todos los gustos y necesidades propone esta Feria que se ha convertido en un espacio alternativo y esperado por la población para la búsqueda de respuestas a necesidades que han encontrado soluciones en las artesanías nacionales. Al igual que en FIART, la Feria Arte para Mamá reporta un gran volumen de comercialización en mobiliario, por el monto en valores, mientras que por la amplitud de los volúmenes, sobresalen calzados y textiles. Es decir, que al aporte al Fondo Cubano de Bienes Culturales son líderes los muebles y le siguen la cerámica y la orfebrería. El turismo suele ser el cliente habitual de cerámica y muebles.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.