Buque retenido en Panamá con cargamento de armas de guerra procedente de Cuba, continúa viaje después de tres años

Este artículo es de hace 4 años

Panamá, 28 may (ACAN-EFE).- Diez mil toneladas de azúcar decomisadas en Panamá en un buque norcoreano que transportaba armas de guerra, comenzaron hoy a ser trasladadas para su envío a Corea del Norte, a casi tres años de la incautación.

Más de 200.000 quintales de este azúcar fueron depositados en un galpón del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) del Gobierno de Panamá, en Penonomé, provincia de Coclé, después de que el buque Chong Chon Gang fuera detenido en el caribe panameño en julio de 2013, rumbo a Corea del Norte, con un cargamento no declarado de armas de guerra procedente de Cuba.

El director del IMA, Eduardo Carles, confirmó a medios locales el traslado del azúcar por personal de una empresa contratada por el Gobierno norcoreano, tras una resolución de la Justicia panameña.

El producto, que inicialmente iba a ser subastado por las autoridades locales, recibirá un uso industrial porque ya no tiene condiciones para el consumo humano.

Carles indicó que en 30 días se debe concluir el transporte total de los sacos, que ocupaban un lugar reclamado por arroceros locales para almacenar sus cosechas, publicó la televisora TVN.

El armamento retenido en Panamá en el Chong Chon Gang iba escondido bajo el cargamento de azúcar.

Un informe de la ONU detalla que en el barco había seis vehículos asociados con sistemas de misiles tierra-aire y 25 contenedores cargados con las piezas de dos cazas MiG-21.

También había 15 motores (turbinas) para ese tipo de aviones, componentes de sistemas de misiles, munición y otros equipos militares.

Según este informe, se trataba de la mayor cantidad de armas prohibidas por las sanciones internacionales que iban con destino a Corea del Norte o procedentes de ese país desde que se impuso el embargo.

El Chong Chon Gang dejó Panamá en febrero de 2014 con la mayoría de su tripulación, tras siete meses de detención por haber intentado transitar el Canal de Panamá con el cargamento militar no declarado, y tras el pago de una multa de más de 700.000 dólares a la Autoridad del Canal de Panamá.

El capitán del barco, el primer oficial y el oficial político del buque fueron absueltos en junio de 2014 por la Justicia panameña de una acusación por atentar contra la seguridad pública al haber transportado armamento bélico no declarado, y por tanto regresaron a su país, pero luego fueron condenados en ausencia.

Una apelación introducida ese mismo año se resolvió en junio de 2015 con una sentencia contra los dos primeros de ellos, de nombres Ri Yong Il y Hong Yong Hyon, y una absolución para el tercero, Kim Yong Gol, informó entonces a Acan-Efe su abogado, el panameño Julio Berríos. 

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985