Accidentes de tráfico: quinta causa de fallecimientos en Cuba

Este artículo es de hace 4 años

Las estadísticas señalan a los accidentes de tránsito como la quinta causa de muertes en Cuba, donde ocurre un accidente cada 47 minuto como promedio, hay un lesionado cada hora y cada 11 una persona pierde la vida.

Sobre esta preocupante situación se han manifestado reiteradamente los medios cubanos.

Las causas son muchas, y van desde el mal estado de las carreteras, la deficiente o nula señalización, los diversos problemas técnicos de los vehículos, el irrespeto a las regulaciones, restricciones y prohibiciones viales, hasta la ausencia de medios de protección y seguridad apropiados por parte de conductores y acompañantes (cinturones, cascos), entre muchas otras.

Para el caso de los vehículos destinados al transporte masivo de pasajeros (camionetas, camiones y autobuses), donde el vuelco suele ser frecuente, la principal causa de ocurrencia de accidentes es la distracción de los chóferes quienes, en ocasiones, les restan concentración al acto de conducción por hablar por teléfono, escuchar música con audífonos, fumar o mirar la pantalla del celular o el reproductor musical.

En los particulares pesan, además, las modificaciones o adaptaciones que se les realizan, que ponen en riesgo no solo el confort sino la propia seguridad de los pasajeros y de la circulación: “Son vehículos con muchos años de explotación, para los cuales ya no se fabrican piezas de repuesto, entonces se recurre a adaptaciones y piezas modernas que a veces lo que hacen es variar los parámetros de explotación segura” comentó al respecto a prensa cubana Ricardo Ricardo Alonso, director de seguridad e inspección automotor del Mitrans, y presidente de la subcomisión técnica-vehicular de la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

En los primeros cinco meses del año en curso de los 3.148 camionetas y camiones inspeccionados en todo el país, 487 fueron declarados no aptos para circular por parte del órgano de Inspección Estatal Automotor del Mitrans, Oficina Nacional de Registro de Vehículos del Ministerio del Interior, La Unidad Estatal de Tráfico y la Empresa de Revisión Técnica Automotor. Falta de seguridad en las puertas de emergencia, fallos en dirección y frenos, superficies salientes potencialmente causantes de traumatismos o heridas, casetas mal soldadas a las camas, entre otras, son algunas de las irregularidades o deficiencias detectadas.

El no respeto a las cantidades máximas de personas permitidas: si viajan de pie en camiones no deben excederse las cuatro personas por metro cuadrado en el 30 % del área de la cama y en el 65% restante debe haber asientos, dispuestos a razón de tres por metro cuadrado, también coadyuva a la ocurrencia de incidencias en las carreteras.

En aras de contribuir a reducir la siniestralidad en las carreteras cubanas y la ocurrencia de accidentes masivos, el pasado mes de marzo fueron aprobadas por parte de la Comisión Nacional de Seguridad Vial 12 nuevas medidas, además de las extraordinarias acordadas a finales del 2014. Sobresalen dentro de ellas la relacionada con la concesión de licencia de operación de transporte, que dependerá de un análisis del historial del conductor (multas, violaciones y sanciones previas). Además, se buscará un mayor rigor en los exámenes teóricos y se establecerá “un nuevo protocolo de trabajo para dictaminar con mayor exactitud las cualidades de los vehículos dispuestos para la transportación de pasajeros”.

La creación de una terminal a la cual se asocien camiones y camionetas de transportación interprovincial, que deberán ser examinados por entidades estatales del transporte al partir, se encuentra igualmente en estudio y pendiente de aprobación.

Nuevas regulaciones, aplicación más estricta de controles, lucha contra la corrupción, los tratos de favor o la laxa implementación de las normativas, mejora de las infraestructuras y vela por el correcto estado de los vehículos y de las carreteras, junto a unas prácticas más responsables al volante, son algunas de las muchas y necesarias medidas que deben articularse para contribuir a reducir la siniestralidad en Cuba.

(Imagen de archivo de accidente ocurrido en 2015 en Pinar del Río)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.