Cuba concluye con balance de 10 victorias y 9 derrotas ante equipos de la Liga Can-Am de Béisbol

Tras la derrota este jueves frente a New Jersey Jackals, Cuba concluyó sus choques contra los clubes de la Liga Can-Am, aunque este sábado será su despedida frente al otro visitante, Shikoku Island.


Este artículo es de hace 5 años

Tras la derrota este jueves frente a New Jersey Jackals, Cuba concluyó sus choques contra los clubes de la Liga Can-Am, aunque este sábado será su despedida frente al otro visitante, Shikoku Island.

Los New Jersey Jackals sentenciaron el partido de este jueves en el episodio inaugural, al marcarle 4 carreras a Yoani Yera. El matancero solo pudo sacar un out, permitió un hit y un doble, regaló una base intencional y sufrió su primera derrota en el torneo.

El primer relevista Lázaro Blanco logró llegar hasta el quinto inning, que terminó con 7 ponches, tres boletos e igual número de hits permitidos, así como la quinta anotación de New Jersey en la segunda entrada.

Los bateadores cubanos descontaron 3 en el tercer inning, ante los envíos de David Anderson, quien no opuso mucha resistencia a la ofensiva rival, comandada por Luis Robert Moirán, de 4-3 en el choque y una impulsada, y Jefferson Delgado, autor de dos remolques con su único hit del encuentro. En total, Cuba produjo 9 indiscutibles, por 8 los Jackals.

Los estadounidenses aseguraron con el triunfo la serie particular 2-1, la cuarta que dejó escapar Cuba, con solo 2 ganadas en su periplo en tierras norteñas del que no podrá enorgullecerse mucho.

La isla logró 10 victorias y perdió 9 juegos ante equipos muy inferiores a las selecciones que participan en los torneos internacionales de béisbol, y que son en definitiva sus rivales naturales.

La Liga Can-Am, que debió servir para demostrar la calidad de los cubanos, más bien demostró su inconsistencia (un día batearon 18 hits y al día siguiente estuvieron a punto de recibir un no hit-no run, frente al mismo equipo), sus debilidades estratégicas (mala utilización de los lanzadores, poca confianza en los abridores, con sustituciones antes de tiempo, bases por bolas intencionales en los primeros innings, corridos suicidas en las bases, mal manejo de las alineaciones y los emergentes), y en general, sus decisiones erráticas alentadas por la tensión y el miedo a perder, y finalmente, lo mal turistas que son nuestros técnicos y directivos, protestando y maltratando árbitros, negándose a permitir que los peloteros visitaran las ciudades en que jugaron o haciendo pedidos indecorosos para que la televisión no transmitiera el primer lanzamiento de Orlando El Duque Hernández en un partido, para evitar que los televidentes de la isla pudieran ver a su ídolo, entre otras anécdotas pavorosas que poco a poco se han ido divulgando.

Con una Serie Nacional que se cae a pedazos, Cuba no está preparada para insertarse (a menos que lo hagan los peloteros de forma aislada) en ninguna liga de béisbol moderna, donde se espera que haga un buen papel como club.

Porque, en realidad, no se trata de que ganen o pierdan (estos juegos son amistosos, de preparación, de exhibición), sino de que hagan un buen papel, que jueguen una buena pelota y que sepan comportarse.

Y no hicieron ninguna de esas tres cosas.

Esos mismos peloteros cubanos brillan cuando juegan de forma aislada, sin las presiones de los que dirigen el béisbol cubano (desde el comisionado nacional hasta el masajista del equipo), sin los compromisos burocráticos de vencer al enemigo, de poner en alto el nombre de la patria o de cumplir la misión encomendada, u otros eslóganes de politiquería recalcitrante que lastran desde antes el desempeño de cualquier deportista.

Por eso, además de la necesidad de permitirle a los cubanos que se han ido su inclusión en un equipo Cuba unificado, para fortalecerlo con lo mejor que tenemos, comienza a hacerse imperiosa la necesidad de que tengamos un equipo que no esté dirigido desde afuera, o desde arriba, por burócratas y políticos a quienes lo que menos les interesa es el béisbol.

Cuba cerrará su estancia en la liga Can-Am el próximo sábado, cuando enfrente a los Shikoku Island de Japón, en un único partido.

Estado de los equipos

Quebec Capitales 26-12 (684)

New Jersey Jackals 25-14 (641), -1.5

Rockland Boulders 22-17 (564), -4.5

Cuba 10-9 (526), -6.5

Ottawa Champions 20-19 (513), -6.5

Shikoku Island 8-11 (421), -8.5

Sussex County Miners 14-25 (359), -12.5

Trois-Rivieres Aigles 10-28 (263), -16

(Imagen tomada de zonadestrike.files.wordpress.com)

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba