Las profesiones más inesperadas de los medallistas de Río

Con el recuerdo de los Juegos Olímpicos todavía fresco en la memoria y el telón cayendo, muchos deportistas tienen que volver a su vida normal, sin focos mediáticos, ni competiciones diarias. Atrás quedan los momentos de la preparación y unos 20 días de retos continuos y atenciones constantes.


Este artículo es de hace 5 años

Con el recuerdo de los Juegos Olímpicos todavía fresco en la memoria y el telón cayendo, muchos deportistas tienen que volver a su vida normal, sin focos mediáticos, ni competiciones diarias. Atrás quedan los momentos de la preparación y unos 20 días de retos continuos y atenciones constantes.

Sin embargo no todos los medallistas o participantes en unos Juegos tienen la suerte de tener altos salarios o potentes patrocinadores a sus espaldas. Son muchos los casos que les toca volver a sus trabajos cotidianos.

Arthur Zanetti, miembro de las Fuerzas Armadas de Brasil. EFE. 

La realidad es que haber alcanzado la meta olímpica no es sinónimo de dedicarse a tiempo completo a sus actividades deportivas y no son pocos los que necesitan tener un empleo que les sirva de sustento diario.

En este sentido, tal y como informa la BBC, entre los deportistas hay profesiones tan variopintas como una cartera, profesionales de las Fuerzas Armadas, maquilladores o analistas de negocios.

Este es el caso de Arthur Zanetti, medalla de plata en gimnasia, y que está enrolado como militar en las Fuerzas Armadas de Brasil. Precisamente el país carioca tenía más de 140 competidores que eran militares.

La belga Raheleh Asemani tiene un oficio más mundano, ya que su día a día pasa por repartir cartas. Además en su caso hablamos de una refugiada natural de Irán. En principio iba a participar con el Equipo Olímpico de Refugiados, pero finalmente obtuvo su registro con Bélgica.

La belga Raheleh Asemani, natural de Irán, reparte cartas en el país centroeuropeo. EFE

"Trabajo como cartera, corro de casa en casa entregando cartas", dijo a BBC la deportista que llegó hasta la semifinal de taekwondo de menos de 57 kilos.

El japonés Kazuki Yazawa, que llegó hasta las semifinales de canotaje eslalon K 1, tiene como ocupación principal los estudios budistas, por lo que la canoa pasa a ser un hobby olímpico.

La canoa no deja de ser un hobby para el japonés Kazuki Yazawa. EFE

Por su parte, la atleta estadounidense Michelle Carter tiene un estudio profesional de maquillaje en territorio norteamericano. Se llevó la medalla de oro con su lanzamiento de peso o a 20,63 metros de distancia, más de 20 centímetros por encima de su rival más cercana.

Negocios fuera de las pistas

Para muchos de los atletas de Río el éxito no sólo es algo que forme parte de su vida deportiva, si no que también acompaña sus trayectorias laborales.

Gerek Meinhardt (tercero de izquierda a derecha) ejerce como analista de riesgo en San Francisco. EFE

La nadadora de EEUU Maya Dirado, se llevó un botín digno de elogio: oro en 200 metros espalda, oro en el relevo 4x200 libre, plata en 400 metros combinado y bronce en 200 metros combinado. Fuera de las piscinas es una analista de negocios por la Universidad de Stanford que ejerce en una consultora de California.

Se trata de una situación idéntica a la de Gerek Meinhardt, que se hizo con un meritorio bronce en esgrima por equipos, quien se gana la vida como analista de riesgos también en una consultora, pero en su caso en San Francisco.

Jeremy Taiwo llegó a Río mediante una campaña de donativos. EFE

Y del éxito a la necesidad en un solo paso, o, mejor dicho, en un solo rostro. En concreto, es la cara de Jeremy Taiwo quien para llegar hasta los Juegos Olímpicos no solo obtuvo la marca necesaria, sino que además pidió donativos para reunir 15.000 dólares para sus gastos del decatlón en Río. La sorpresa llegó cuando una campaña de donativos le reportó hasta 54.000.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.