Los años de dejadez inundan Jaimanitas

Un desagüe construido hace cien años ha dejado de estar activo ante las quejas de los vecinos de la localidad.

Inundación en la calles de Jaimanitas Foto © Cubanet / Frank Correa

Este artículo es de hace 4 años

Cuando el pueblo de Jaimanitas, asentado al oeste de La Habana, fue fundado ahora hace más de cien años, sus primeras autoridades se encargaron de que fuera atravesado por una canalización que, aprovechando la pendiente del terreno, desaguara sus vertidos en el mar.

Ese viejo desagüe ha sido modificado durante este siglo hasta dejarlo inservible. En la actualidad, sólo una pequeña parte de su tramo final, que además es el más bajo, sobrevive en pésimas condiciones.

Como denuncian los vecinos de este territorio a 'CubaNet', la poca diligencia de las autoridades y los residentes durante estos cien años para con su desagüe se ha convertido en un problema que genera malos olores, inundaciones e incluso infecciones entre los habitantes de la zona.

La canalización, que originalmente era una zanja al descubierto y en la que los vecinos aseguran que cabía una persona hasta el cuello, fue cubierta por la acera en el lado izquierdo de la calle al ser esta urbanizada. Según los vecinos de la zona, años de abandono cubrieron la canalización de basura y desechos e incluso en algunos casos, llegó a construirse sobre la misma tapiándola.

Los vecinos necesitan una solución

Según la citada fuente, los jaimanitas han informado en repetidas ocasiones a los gobiernos municipal y provincial pero estos habrían evitado cualquier tipo de responsabilidad. Además, según el mismo portal de noticias, los vecinos habrían sido intimidados por las autoridades para que cesen en sus reclamaciones.

Estos mismos vecinos señalan a 'CubaNet' que la acera bajo la que se encuentra la zanja ha sufrido desperfectos en repetidas ocasiones debido al tránsito de vehículos pesados sobre la misma. En una ocasión llegó a caerse un camión cuba repleto de petróleo. Consecuencia de estos accidentes, la acera ha sido arreglada en repetidas ocasiones; sin embargo, la canalización sobre la que se asienta nunca habría sido reparada. 

Los vecinos reclaman que su calle, conocida por las inundaciones como la calle del Charco, deje de inundarse para lo que seria necesaria una solución a largo plazo que precisa de una considerable inversión que, por el momento, las autoridades municipales y provinciales no están dispuestas a llevar a cabo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.