Eugenio Martínez, alias "Musculito", en una imagen de archivo Foto © Free Cuba Foundation

Un cubano a sueldo de la CIA estaba en el grupo de ladrones del caso Watergate

Este artículo es de hace 4 años

Washington, 30 ago (EFEUSA).- La aparición de unos documentos revelan una peculiar conexión entre el caso Watergate y Cuba, tras desvelarse que Eugenio Martínez, alias "Musculito", fue uno de los cinco hombres que entraron en la sede del Comité Nacional Demócrata en lo que supuso el inicio del escándalo por espionaje.

Este cubano anticastrista, que ya había participado en 1961 en la fallida invasión de Bahía de Cochinos, estaba a sueldo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el momento de la irrupción en la delegación demócrata.

Martínez proporcionaba a la CIA información sobre sus compatriotas exiliados en Miami. Junto a él, irrumpieron en el Watergate James McCord, Frank Sturgis y Bernard Baker, además del también cubano Virgilio González, en una operación de espionaje político interno.

El documento revelado hoy por orden judicial, llamado "Working Draft - CIA Watergate History", fue redactado entre 1973 y 1974 y se mantuvo en secreto durante más de 40 años.

De hecho, un abogado de la CIA citado en el documento califica de "agente" a Martínez, y durante la investigación por el Watergate ese letrado afirmó que "por ninguna circunstancia" entregaría las pruebas de la relación entre el cubano y la Agencia.

"Eso rompería la confianza con un agente", dijo el letrado en un documento que prueba lo que hasta ahora tan solo eran especulaciones.

Más allá de Martínez, el documento también revela una reunión ocurrida el 12 de julio de 1972, apenas un mes después de la detención de la cuadrilla en el Watergate, entre el entonces subdirector de la CIA, Vernon Walters, y el director del FBI, Patrick Gray.

En la reunión, Gray explica que recomendó al presidente, Richard Nixon, "librarse de toda la gente" que participó en el encubrimiento del Watergate.

"Él (Gray) le dijo al presidente que había hablado con Walters y que ambos -Walters y Gray- creen que el presidente debería librarse de la gente implicada en el encubrimiento, sin importar cuán arriba sea", apunta el documento.

Nixon dimitió en agosto de 1974 acorralado por las consecuencias del escándalo.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.