Mecánica Abel González Melo Foto © facebook Abel González Melo

Edición príncipe de la obra de teatro Mecánica recrea excelente texto

Este artículo es de hace 4 años

Editada por Thelma Jiménez para Unión, y premiada por un jurado que integraron Ulises Rodriguez Febles, Frank Padrón y Fernando Quiñones, la edición príncipe de Mecánica, recrea a la cubana el texto de una de las obras de teatro más elogiadas y trascendentales de los últimos tiempos en Cuba.

El libro recrea en su portada, es decir, en su foto de cubierta una instantánea de Manolo Garriga, con Yuliet Cruz y Carlos Luis González en la escena final de la obra, el momento en que caen las máscaras, pues la obra intenta adaptar a la contemporaneidad cubana el clásico Casa de muñecas, de Ibsen. Los dos protagonistas se vieron acompañados, y respaldados, por Waldo Franco, Rachel Pastor, Yailín Coppola, José Luis Hidalgo, Alain Ortiz, Denis Peralta y Dyelsi Jiménez, entre otros.

Con epílogo de Carlos Celdrán, que dirigió el estreno mundial de la obra con su compañía Argos Teatro, en las Notas al programa aclaraba el reconocido director que “Mecánica, de Abel González Melo, es parte de la trilogía Verano Deluxe, con la que el autor parece abandonar los escenarios marginales de sus anteriores piezas –Chamaco, Talco, Nevada– por otros donde riqueza, confort, dinero y lujo nos adentran en una jungla poblada por una raza nueva y bien alimentada.

“Mecánica es el regreso de los burgueses cubanos a su salón. Su salida del clóset, su reaparición desfachatada y súbita. Con sus hábitos, sus excesos, sus dramas, su teatro. Es el salón burgués que vuelve a nosotros distorsionado pero apabullante en busca de espacio, de complejidad, de lugar.

“Abel usa con precisa ironía a Henrik Ibsen y manipula con libertad radical su Casa de muñecas para, a través de ella, crear el ámbito perfecto que les permita a sus ersonajes saber comportarse. Saber cómo tomar whisky, cómo vestir de etiqueta, cómo llorar por las heridas. La tradición ibseniana es un manual de buenas maneras que el autor cubano utiliza para hacer creíble y posible la representación de lo que está pasando: el surgimiento ostensible e inevitable de las clases y de los privilegios. Es un compendio de la técnica de que se ha valido el dramaturgo para representar con astucia la máscara, la revancha, la impostura de los nuevos príncipes. También su regreso formal y su feroz reaprendizaje. La locura, la enajenación y la conciencia de ser casta, de aspirar a tener el control y a ser tenidos como normales protagonistas del futuro.

“En Argos Teatro hemos decidido presentar esta mecánica sin asombro, con la frialdad que requiere el estudio de los monstruos, con la tranquilidad que se precisa para ntender al otro. Estamos ante un nuevo escenario social y es nuestro deber encontrar el rostro de quienes lo detentan”.

El autor de la obra, el propio Abel, la define como relectura cubana de Casa de muñecas, en la cual se presenta la playa como un paraíso del verano deluxe, pero una invasión de medusas amenaza con pudrir las aguas. Nara Telmer acaba de ser nombrada gerente de Gran Cuba, la mayor cadena hotelera del famoso balneario internacional de Varadero. Su esposo Osvaldo pasa la mayor parte del tiempo en la suite del hotel donde ambos viven: allí redacta informes y cuida de los niños. Nara impone un brusco cambio estructural en la cadena que desata un torbellino imparable donde corrupción, chantaje, ajustes de cuentas y ansias desesperadas de escapar se dan la mano”.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.