Nueva Terminal del Mariel nuevo período especial Foto © Agencias

Nueva Terminal del Mariel comienza a sentirse los efectos del "nuevo período especial"

Este artículo es de hace 4 años

Greg Miller, corresponsal especial para Journal of Commerce, entrevistó en días pasados a Charles Baker, el director general de la terminal de contenedores operados Internacionalmente por PSA en el Mariel, Cuba.

En la entrevista, Baker, dijo que por desgracia, todas las predicciones que se habían hecho a corto y mediano plazo, para el cálculo de las operaciones en el nuevo puerto del Mariel, han disminuído, luego de un buen año, como el 2015, en el cual se movieron volúmenes cercanos a las 330 mil toneladas.

Charles Baker. Foto: Greg Miller

"Después de un muy, muy buen comienzo, la situación que enfrenta el país económicamente se ha vuelto mucho más difícil. Lo que vimos en el segundo trimestre era una ralentización del tráfico. Lo que ahora estamos prediciendo es que nuestras cifras de este año estarán cercas de la del año pasado. No es el fin del mundo, pero no es tan emocionante como se veía a principios de este año.", dijo.

Interrogado acerca de la fuerza de trabajo en la nueva Terminal Marítima, expresó con júbilo:

"Si se pudiera embotellar el espíritu de nuestra fuerza de trabajo y venderlo, tendríamos la siguiente Red Bull en nuestras manos."

Baker agregó que "la gente estaría incluso dispuesta a venir a trabajar los sábados y los domingos, incluso sin que se les hiciera un pago adicional", lo que habla a las claras muy bien de las fuerzas que laboran en el puerto. 

"Muchos de nuestros trabajadores viven en La Habana y es un muy arduo viaje al Mariel, alrededor de una hora y media allí, y una hora y media de vuelta al final del día. Así que nos quitamos el sombrero ante estos trabajadores, y, a veces miramos con asombro a su tenacidad."

"También tienen un muy, muy buen manejo de la tecnología", agregó Baker, en lo que pudiera ser una opinión que contrasta al de la compañía francesa que contrató a cerca de mil obreros indios, para las labores en el Hotel Manzana de Gómez, en la capital del país.

Baker, señaló además que existen graves deficiencias con las operaciones de transporte, y almacenaje, una vez que la mercancía es descargada de los barcos, algo que pudiera aliviarse en gran medida si se modernizara el servicio ferroviario en la terminal. 

"Tenemos dos nuevas grúas de pórtico montadas sobre carriles que llegan a principios de septiembre de Shanghai y que nos dará más que suficiente capacidad ferroviaria en el futuro previsible. Estamos manejando un promedio de un tren al día y hay más demanda de ferrocarril. Esta es una isla muy larga y delgada, por lo que se presta para el transporte por ferrocarril. Los desafíos que implican la eficiencia de la red ferroviaria del país: la rapidez con esos trenes se pueden descargar y volver a cargar y la rapidez con que los trenes puedan volver aquí. También hay una necesidad de más inversiones en vagones y locomotoras. Que ya está en movimiento, por lo que no debe haber nuevos vagones y locomotoras que llegan en 2017."

Baker señaló además que la prohibición establecida por la Ley Torricelli, de no permitir la entrada a puerto norteamericano de naves que hayan atracado en Cuba en un plazo de 180 días, influye negativamente en el aumento de las operaciones en el puerto, pero que un cambio en estas regulaciones, pudiera ser muy beneficioso.

"Si esas reglas desaparecen, entonces estamos en el juego y muy bien posicionados geográficamente", concluyó.

la versión original de este artículo se encuentra disponible aquí

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985