Paraíso recobrado en fabulosas playas de Jardines del Rey

Este artículo es de hace 4 años

Como resultado del cambio climático, la acción erosionadora que siempre conlleva el turismo, y la natural dinámica del oleaje, algunas playas de la cayería norte, Jardines del Rey, perdieron grandes volúmenes de arena, de modo que se hizo imprescindible un vertimiento que las recupere para disfrute de los miles de turistas que acuden a estos sitios verdaderamente paradisiacos.

Con esta voluntad de recuperación comenzaron, hace pocos días, los vertimientos de los primeros volúmenes de arena en varios sectores de la playa El Paso, en Cayo Guillermo, uno de los principales atractivos de esta zona, con muy poco que envidiarle a Varadero, conceptuada por muchos como una de las playas más hermosas del mundo.

Según el periódico Granma, en la primera fase de la recuperación se prevé verter unos 600 000 metros cúbicos de arena, y posteriormente pasarán a recuperar otro segmento, la playa Flamenco, con más de 6 kilómetros de longitud y determinado nivel de deterioro debido a las causas antes apuntadas.

Cayo Guillermo es un lugar paradisiaco de playa, palmeras, arenas blancas  mar cálido y sereno, aguas verdes y turquesas, que se ha ganado extraordinario prestigio en el turismo cubano e internacional, sobre todo por sus virtudes naturales. En los años ochenta aquí funcionó una base de campismo, pero resultaba demasido costoso el viaje y nunca hubo buenas condiciones materiales para los campistas. Muchos años después, el turismo acondicionó las playas de Cayo Guillermo y Cayo Coco con instalaciones de primer nivel. Pero el arribo de turistas también tiene un alto costo medioambiental.

Para restituir la arena de las zonas afectadas, hay una draga de succión que se encarga de extraerla en las llamadas "zonas de préstamo", llamadas La Jaula y Felipe, y que se ubican en la plataforma submarina del norte de los cayos Coco y Guillermo. Y según especialistas, el vertimiento no solo restaura las playas para uso turístico, sino que también garantiza la proteccián ambiental, pues se sabe que en muchos lugares de Cuba la línea costera retrocede hasta dos metros cada año, como resultado del calentamiento global.

Desde 2012, especialistas de Cayo Coco ejecutaron las primeras acciones de rehabilitación y mantenimiento ambiental en los balnearios de Jardines del Rey, con la recuperación de unos 1 500 metros en las playas aledañas a los hoteles Meliá Cayo Coco, Sol Club Cayo Coco, Tryp Club Cayo Coco y al parque natural El Bagá. En Cuba se ha establecido un programa de beneficios de playas que continuará hasta el 2017, cuando deben quedar totalmente recuperadas Los Flamencos, en Cayo Guillermo, y Las Coloradas y Playa Larga, en Cayo Coco.

Además del vertimiento de arena, que es la principal acción para restaurar una playa, hay un personal que se ocupan de la reforestación, limpian manualmente la playa (pues los cubanos siguen teniendo muy escasa conciencia del daño al medio ambiente) y se limita el acceso de vehículos hacia la costa. También se edifican pasarelas de madera hacia las dunas, pues estos promontorios de arena se consideran elemento principal a conservar en la dinámica de cualquier playa y el constante paso de los bañistas las destruye poco a poco.

 

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.