Polo turístico Varadero Foto © CiberCuba

Dominicana preocupada por aumento de turismo en Cuba

Este artículo es de hace 4 años

El restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y el incremento en el flujo de turistas a la isla ha preocupado a los empresarios dedicados al negocio del turismo en la región, especialmente a los de República Dominicana.

A saber, el presidente del grupo Punta Cana, Frank Rainieri, no ocultó su preocupación por el posicionamiento de Cuba en el interés del turismo internacional y declaró que si no se apresura Dominicana puede ser relegada por Cuba en este sector.

“Si República Dominicana no se maneja de manera adecuada en la industria turística, podría verse afectada por la apertura del mercado de Cuba”, enfatizó a la prensa el empresario.

Rainieri llegó incluso a reunirse con el presidente dominicano, Danilo Medina, para proponerle algunas medidas para salir airosos de la entrada en juego de Cuba en la industria del turismo con una fuerza que podría desbancar igualmente a otros países del Caribe.

“Entendemos que Cuba tiene el derecho a crecer y debe crecer, pero que nosotros también estemos bien posicionados y que demos los pasos que sean necesarios, para asegurarnos de que sigamos siendo los líderes del Caribe”, dijo Rainieri.

Dominicana no quiere perder la primacía que ocupa en el Caribe, pero deberán en una contienda muy difícil con Cuba, pues actualmente la isla se ubica en el imaginario de la mayoría de los turistas del mundo como el país que hay que visitar antes de que “cambie”.

De ahí que se ganado el calificativo de la “isla de moda”, reforzado por la cantidad de celebridades estadounidenses que en una franja de tiempo muy corta han querido descubrir “la isla prohibida”.

Punta Cana es el mayor destino turístico de la región seguido de San Juan, Puerto Rico, una ventaja que les será difícil de mantener después de la “flexibilización” del bloqueo y la reapertura de los vuelos comerciales de Estados a Cuba, con precios al alcance de la mayoría de los bolsillos, y la próxima inauguración de las líneas de Ferry desde la Florida.

Aunque el presidente Obama, el impulsor de estas nuevas medidas hacia Cuba, arrojó un cubo de agua fría a los estadounidenses y la inmensa mayoría de la comunidad cubana residente en Estados Unidos que aboga por mantener relaciones normales con Cuba, con la renovación por un año de la Ley de Comercio con el Enemigo, sobre la que se sustenta el bloqueo.

No obstante, el turismo en Cuba sigue cuesta arriba de una manera considerable. Solo en el primer semestre de este año la isla alcanzó dos millones 147 919 visitantes, un record que sobrepasa en un 11,7 % las cifras logradas en el mismo intervalo de tiempo del 2015.

Con todo y las restricciones, Estados Unidos es el tercer emisor de viajeros a Cuba detrás de Canadá y la comunidad cubana en el exterior. Le siguen Inglaterra, Alemania, España, México, Italia, Argentina y Francia, cuyos visitantes también han aumentado durante la primera mitad de este año.

Los estadounidenses, solo pueden viajar a la isla si cumplen con una de las 12 categorías aprobadas por el Departamento del Tesoro, entre ellas que la visita sea por motivos culturales, académicos, deportivos o religiosos, entre otras.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985