Termoeléctrica de Cienfuegos: lugar donde Japón tiene presencia en Cuba Foto © Granma

Visitas de autoridades chinas y japonesas a Cuba tienen un claro objetivo: la inversión económica

Este artículo es de hace 4 años

Las anunciadas visitas de las máximas autoridades de los gigantes económicos China y Japón a la isla de Cuba tiene un marcado interés económico, según especialistas del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internaciones de Rusia.

La especialista Kristina Voda aseguró a Sputnik News que tal interés en la isla, al menos de la parte japonesa, "renace" luego de que EE.UU y La Habana comenzaran el proceso de diálogo tras el anuncio efectuado el 17 de diciembre del 2014.

Japón, un país que quedó desvastado tras la Segunda Guerra Mundial, mantuvo durante años "presencia" en Cuba pero no de manera "fuerte".

A pesar de que Japón y Estados Unidos fueron enemigos encontrados durante la última de las guerras por el dominio geográfico mundial, tales heridas de guerra "cedieron" con el paso de los años a las inversiones del capital extranjero, aunque los nipones mantuvieron siempre en claro y "alto" su sentido de la soberanía.

Compañías y nombres como Komatsu, Kato, Mitsubishi, y otros muchos más eran "familiares" en boca de los cubanos durante las épocas del 70 y el 80, cuando el níquel cubano comenzó a cotizarse alto en la bolsa mundial y cuando Cuba se anunciaba al mundo como un país que quería ser el más industrializado de América Latina.

Por ejemplo, una de las unidades de la Termoeléctrica de Cienfuegos, de hecho, la más eficiente de las cuatro, es la llamada "japonesa", muestra de la inversión nipona en la industria cubana; y no por gusto, se habló de Japón como el país que "echaría a andar la CEN" luego de que la URSS anunciara su "salida" de esta importante obra de la ingeniería cubana.

La experta rusa Voda, asegura que Japón tiene un gran interés en "entrar en Cuba".

Ramas como la automovilística, la metalúrgica y la de los electrodomésticos pudieran ser claves en las intenciones niponas, que sin dudas se afianzarán tras la visita que efectúe en los próximos días el primer el primer ministro nipón, Shinzo Abe, a la isla.

China, por su parte, ha mantenido a Cuba en su mira desde hace mucho tiempo.

Filias políticas - ambos países tienen una marcada agenda antinorteamericana durante años - han propiciado las admiraciones mutuas.

No por gusto China ha mirado con interés, y ha "invertido" parte de este, en países del área latinoamericana como Cuba, Brasil, Venezuela, Ecuador y Bolivia; todos gobiernos de izquierda "antimperialista", con tendencia a convertirse en "economías emergentes", convirtiendo a China en el mayor acreedor y socio comercial para la mayoría de ellos, incluida Cuba.

Los avances chinos en áreás como la salud, la electrónica y la tecnológica, han propiciado acuerdos muy beneficiosos para la región.

La experta vaticina "una guerra de intereses" entre ambos paises orientales, aunque en la realidad la gran beneficiada en esta puja sería Cuba, y quienes conocen de cerca la filosofía oriental en la rama de los negocios pudieran apostar por "grandes cosas" para la isla, más que confrontaciones.

con información de Sputnik News.

 

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.