Ferris a Cuba a la espera de quien gane: si Hillary o Trump Foto © Commons Wikipedia

Ferris a Cuba a la espera de quien gane: si Hillary o Trump

Este artículo es de hace 4 años

Adolfo Utor había comentado recientemente al diario español El País, lo contento que estaba con que "su" naviera Balearia, se convirtiera en "la primera compañía de ferries que conectara a Cuba con los Estados Unidos".

En la entrevista había dicho que "no le temían a la competencia", pues el modelo que habían presentado a las autoridades cubanas, correspondía más bien a "un modelo de negocio económico", dentro del cual, los ferris de Cuba a Estados Unidos (y viceversa) eran solo una de las partes de "un proyecto de transporte marítimo para toda la isla."

"Un proyecto de inversión de 35 millones de euros para construir una terminal de ferries y cruceros para el puerto de La Habana", así declaró al diario español.

Hace cuatro años, en plena crisis, cuando decidimos desembarcar en Florida y establecer el tráfico con Bahamas bajo la marca Baleària Caribbean, ya estábamos mirando a Cuba. Tiene una importancia geográfica de primer orden. Ocupa la centralidad, no tiene conexiones marítimas. Son todas aéreas y escasas. En algunos casos con unos costes desorbitados. Tiene carencia de este tipo de transporte. Y necesita una red de comunicaciones. De momento no es posible desde La Habana, y aunque la actual legislación condiciona y limita el transporte de pasajeros y de mercancías, estamos dispuestos a establecer una primera línea de pasajeros entre Key West [el último cayo de Florida] hasta La Habana.

Pero tal proyecto está a la espera.

El diario Martí Noticias reflejaba en sus páginas que Utor, en el ámbito de un coloquio organizado por la Asociación Española de Directivos, dijo que el culpabe de la demora, era el gobierno cubano, que confíado en el interés que ha despertado Cuba en el panorama económico, socio-político y cultural a partir de la flexibilización de sus relaciones con los Estados Unidos, "se estaba haciendo de rogar".

En el marco de la exposición de su ponencia Directivos/grupos de interés: la ética de los resultados, Utor explicó que Balearia cuenta con todos los permisos por parte de los Estados Unidos, pero que en La Habana faltaban algunas firmas, y por ello se ha detenido el proceso.

"Si suena la campana, estamos los primeros para llevar pasajeros entre Cuba y Estados Unidos. No sabemos si para ganar dinero, pero sí para hacer historia", dijo el Presidente y accionista mayorista de la firma.

Por su parte, el sitio digital Entorno Inteligente lo reflejaba de otra manera:

Según Entorno, la demora estaría dada por una "espera" con motivo de las elecciones presidenciales que tendrán lugar en Estados Unidos en noviembre próximo. Al parecer Balearia, no quiere apresurarse en la idea de unir maritimamente a los ex-enemigos de antaño (Cuba y EE.UU) sin tener bien claro "qué sucederá" si gana tal o más cual candidato.

"No va a ser lo mismo si gana Clinton, que si gana Trump, dijo Utor.

con información de Martí Noticias y Entorno Inteligente

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.