Firma acuerdo Costa Rica y Panamá Foto © MartiNoticias/Official publication

Costa Rica y Panamá limitarán la entrada de inmigrantes cubanos

Este artículo es de hace 4 años

Los presidentes de Costa Rica y Panamá han firmado un acuerdo para establecer líneas de actuación conjuntas en materia de inmigración.

El dirigente de Panamá, Juan Carlos Varela, y su homólogo de Costa Rica, Luis Antonio Solís, han ratificado el convenio en la ciudad panameña de David, en la frontera con Costa Rica. En virtud del acuerdo ambos países colaborarán en temas de inmigración y tomarán decisiones conjuntas respecto a estrategias de seguridad, capacidades institucionales o la crisis migratoria que afecta a ambos países, entre otros asuntos. 

La colaboración entre ambas naciones "permitirá conocer detalles y generar alertas sobre temas que puedan constituir una amenaza a la seguridad de Panamá y Costa Rica, identificando a viajeros de riesgo y limitando su desplazamiento a fin de prevenir la delincuencia y la actividad criminal ya sea nacional, regional o trasnacional", ha indicado la presidencia panameña en un comunicado.

El presidente Solís declaró a los periodistas que "es un buen momento para impulsar un trabajo conjunto entre ambos países, especialmente para hacer un análisis sobre las tendencias de los flujos migratorios, hacer gestiones respecto a esas tendencias y estimular a los cuerpos de seguridad para que sigan trabajando estrechamente". 

El presidente señaló también que espera mayor coordinación y alineación de objetivos entre ambos presidentes haciendo especial hincapié a la crisis de inmigrantes cubanos, haitianos y africanos que afecta a Costa Rica y Panamá desde el año pasado.

La mayoría de los inmigrantes que llegan a Costa Rica y Panamá lo hacen cuando intentando llegar a EE.UU se quedan atrapados en esos países al encontrarse cerrada la frontera con Nicaragua desde noviembre de 2015. El paso de imigrantes irregulares por Centroamérica, y por países como Brasil, Ecuador, Guyana y Colombia, que pretenden llegar a EE.UU es un fenómeno que ha crecido especialmente en los últimos meses y que ha generado tensiones entre los distintos países

Costa Rica y Panamá firman este acuerdo después de que Nicaragua y cerrara sus fronteras, aunque ahora están dejando pasar a los migrantes en "flujos controlados".

En lo que va de año, las autoridades panameñas han brindado atención humanitaria a más 9.000 migrantes irregulares. Asimismo Luis Antonio Solís señaló que "los flujos migratorios por suerte han tenido una gran normalidad con muy pocas sospechas de que puedan estarse convirtiendo en paso para el crimen organizado".

Costa Rica, por su parte, atendió a unos 8.000 ciudadanos caribeños entre noviembre de 2015 y abril de 2016, y cerca de 11.000 haitianos desde el pasado mes de abril.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985