Polémico cineasta Michael Haneke en ciclo de Cinemateca

Este artículo es de hace 4 años

El multicine Infanta, sala 3, acoge la programación de la Cinemateca de Cuba ante los fallos en el aire acondicionado del cine 23 y 12. De modo que será en aquella sala de Centro Habana, cercana al Vedado, donde se exhiban algunos de los primeros trabajos, y otros poco conocidos, de un cineasta dedicado a provocar al espectador y a enfrentarlo con sus más profundos miedos y aprehensiones.

A partir del jueves 6, y hasta el domingo 9, se exhiben cuatro de los primeros y más significativos filmes de Haneke, El séptimo continente (1989), El video de Benny (1992), 71 fragmentos de una cronología del azar (1994) y El castillo (1997), mientras que el día 13 se exhibe un último título: Código desconocido (2000). Y como es obvio se excluyen del sitio los filmes más conocidos y ya clásicos del autor como Funny Games, La pianista, Caché, La cinta blanca o Amor, los cinco filmes que lo consagraron a nivel mundial.

En los anteriores filmes se percibe la poética personal de un autor dedicado a mostrar la violencia, la represión, la perturbación moral, la falsedad de ciertos valores familiares, y lo inhumano de las realidades que se viven a diario en lo países, y en las grandes ciudades, del llamado Primer Mundo.
Por ejemplo, en El séptimo continente, Haneke se apoya en hechos reales y cuenta la historia de una familia que planea escapar a Australia, decide desprenderse de todos sus bienes y vivir según una concepción espiritual bastante básica del mundo, una concepción que llevarán hasta las últimas consecuencias.

Porque el cine de Haneke también se apoya en personajes obsesivos y extremistas, como los de El video de Benny (en la foto), que alude a la excelente para grabar imágenes que le regalan unos padres a un adolescente. Lo curioso es que el muchacho se obsesiona con el nuevo juguete, y graba cómo sacrifican a un cerdo con una pistola, escena que lo incita a cometer un acto salvaje.

Tal derivada hasta la violencia y la desintegración aparece en varios momentos posteriores del cine de Haneke. En 71 fragmentos de una cronología del azar se exhibe ese mismo número de escenas que disertan también sobre la violencia en las sociedades europeas modernas, tal y como la había mostrado en El séptimo continente y El video de Benny.  

El castillo se aparta ligeramente de sus presupuestos autorales más identificables en tanto fue realizada para la televisión, y adapta la narración homónima de Franz Kafka, aunque también habla sobre la manipulación y la alienación del individuo.

Y por último, Código desconocido es una de las primeras películas de su etapa en Francia y la protagoniza Juliette Binoche, en el papel de una actriz a punto de comenzar su carrera en el cine, y que por obra del azar, coincide con otros personajes que ponen en claro el tema de las clases, los estatus, la xenofobia y el racismo que caracterizan al mundo contemporáneo.  

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.