Los charters a Cuba no han muerto Foto © CBC.ca

Los charters a Cuba no han muerto

Este artículo es de hace 3 años

La llegada de los vuelos comerciales a Cuba ha supuesto para muchas de las compañías que operaban vuelos charters a Cuba, desde el Sur de la Florida, el fin de una era. Básicamente, según pronosticaban muchos "la ruina", pero la realidad ha mostrado otra cosa. 

Y es que muchos de los usuarios no son precisamente "hábiles" en eso de sacar (comprar) boletos online; así que para CTS, si bien el filón dorado ya no existe, al menos ha encontrado una forma de seguir en la competencia: se ha convertido en un vendedor de boletos de American Airlines.

Tampoco todas las agencias de pasajes se han ido a la quiebra. Algunas aún trabajan el envío de la paquetería en grandes volúmenes, procesan los trámites de pasaportes, visados y reclamaciones. Otras se encuentran trabajando en la organización de viajes colectivos - principalmente culturales - y en general, también "le hacen el favor" a muchos pasajeros de sacarle online su pasaje, a veces hasta por apenas veinte dólares de ganancia.

¿Pero y los charters?

Michael Zuccato co fundador de Cuba Travel Services (CTS) dice estarse "reinventando a sí mismo"

Según un artículo publicado en Incuba Today "CTS se ha convertido en un proveedor de AA, ayudando a pasajeros americanos con el proceso de visa de Cuba", además de que ha aprovechado sus muchos años en el negocio, y se encuentra ofreciendo tours junto con agencias de viajes. Menos dinero, pero todavía en "el bussines". De todas formas mantiene su fe en "el futuro", en un cambio de las cosas, o sea, en un retroceso.

"Será muy difícil competir con vuelos regulares... por lo que hemos decidido esperar hasta que averiguar cómo sacudan cosas en los diversos mercados," dijo Zuccato.

Según InCuba Today otra empresa que se encuentra "tomando un respiro" es Marazul, pionera del servicio charter entre Miami y La Habana.

A partir de finales de noviembre, Marazul ya no volará más a la Habana, según confesó a la prensa, Bob Guild, vice presidente de Marazul Charters, aunque no descartó "sumergirse" en la organización de "charters para grupos que quieren sus propios aviones". De hecho, Marazul ya maneja programas para cientos de grupos investigación, educación y otros viajes especializados a la isla. 

Otro charteador, Xael Viajes, manifestó "seguir en el giro".

Su propia Presidenta y Directora Ejecutiva, Xiomara Almaguer-Levy, dijo que "muchos clientes aún quieren seguir volando con nosotros."

La realidad es que, aunque CTS, Marazul, Xael, Habanair y todos las demás charteadores quieran les será imposible igualar los precios de American Airlines, Jetblue, Delta, Alaska, United y otras grandes compañías aéreas estadounidenses.

La única ventaja que aún poseen es "el oficio", los años de "trabajar dentro del enrevesado sistema" que representa viajar a Cuba.

Todavía los ciudadanos norteamericanos no pueden viajar libremente a la isla, y moverse dentro del papeleo burocrático de las llamadas 12 categorías e instruir sobre qué pueden hacer y qué pueden traer o no pueden traer ni llevar los pasajeros, es algo en lo que tienen ventaja.

Pero la realidad se impone, diga lo que diga Xiomara Almaguer-Levy. 

Y es que ningún cubano residente en los Estados Unidos que quiera viajar a Cuba, quiere tener que lidiar con los llamados charters, que solo ofrecen altos precios, pequeños aviones y un servicio que no puede compararse con ninguna de las compañías regulares. 

No han muerto los charters, están todavía vivos. Esperando a ver que pasa. 

inspirado en un artículo de InCuba Today. Artículo original aquí

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985