El cantante Sting en sus viñedos Foto © youtube

Investigan las bodegas de Sting en Italia por explotación de inmigrantes

Este artículo es de hace 3 años

Las bodegas que el famoso cantante posee en La Toscana están siendo investigadas por parte de la policía italiana. Al parecer, las bodegas II Palagio,propiedad del cantante, eran uno de los escenarios donde operaba una mafia acusada de explotar a inmigrantes subsaharianos.

La investigación revela que alrededor de 30 ó 40 inmigrantes subsaharianos, en situación irregular, eran obligados a trabajar jornadas 15 horas en empresas vinícolas por menos de 4 euros la horas. La seguridad de los trabajadores, que incluso realizaban sus trabajos en sandalias en invierno, era pésima y ante cualquier percance ocurrido en el trabajo eran obligados a declarar en el hospital que habían sufrido un accidente doméstico.

Precisamente, se investiga el caso de un joven que a consecuencia de un percance se rajó la garganta y fue obligado a decir en el hospital que se había tratado de un accidente no laboral.

Sting no ha sido imputado en la investigación ya que el fiscal, Antonio Sangermano, ha considerado que el cantante “no tenía conocimiento de este hecho y ni siquiera estaba en Italia en el momento".

En declaraciones al medio británico The Telegraph, Sting ha manifestado estar "entristecido y angustiado” al tiempo que confia en la justicia: "Espero profundamente que la ley italiana siga su curso y lleve el asunto a los tribunales".

Imagen de la casa de Il Palagio   Vanitatis

La investigación se centra ahora en los supuestos cabecillas de la trama, familia italiana Coli, propietaria de la hacienda vinícola Coli Spa, situada en Tavernelle Val di Pesa. Por el momento, la Fiscalía ha dispuesto medidas cautelares contra los 11 principales sospechosos, acusados de crear una asociación delictiva dirigida a cometer infinidad de delitos, como reclutar a ciudadanos no comunitarios y explotarlos de manera ilegal. Se les acusa también de estafa, emisión de facturas falsas, fraude y obstaculizar la investigación.

En la captación de trabajadores participaba un grupo de paquistaníes que reclutaba a los solicitantes de asilo necesitados de ingresos.

Los sucesos comenzaron a investigarse en 2015 tras la denuncia de dos jóvenes africanos a de que había medio centenar de inmigrantes indocumentados trabajando de manera ilegal en distintas empresas agrícolas de la zona.

Aparte de los delitos de abuso laboral y contratación ilegal se investigan también si los vinos de estas empresas, los famosos Chianti, estaban adulterados y si su producción podría haber recibido subvenciones públicas.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985