Foto de mujeres trabajando en un taller textil Foto © Seguimos informando

Empresas textiles turcas denunciadas por explotación de refugiados sirios

Este artículo es de hace 4 años

El programa de televisión Panorama, emitido por la cadena británica BBC, ha denunciado, a través de un reportaje periodístico, la explotación de refugiados sirios en empresas proveedoras de grandes cadenas de moda. El reportaje ha revelado también que algunos de estos trabajadores eran menores en edad de escolarización.

Los refugiados sirios eran obligados a trabajar en distintos talleres de Estambul sin contrato y sin ningún tipo seguro con salarios muy bajos, equivalentes a 1,12 la hora, por dejado del salario mínimo turco.

La investigación se ha realizado en diversas factorías del país y ha salpicado a algunas de las cadenas de ropa más conocidas a nivel europeo como son: Marks & Spencer, Next y Asos, Mango o Zara

Seguimos informando

Las empresas afectadas por el escándalo no han tardado en dar una respuesta.

La cadena M&S declaró a la emisora británica que desconocía que trabajara ningún empleado de origen sirio en su taller pero que ha ofrecido “empleo legal permanente” a cualquier refugiado que haya trabajado en alguno de sus talleres. La compañía ha reiterado su compromiso con el comercio ético y ha declarado que “no se tolerará ningún incumplimiento y se tomarán medidas” para evitarlos.

Por su parte, la empresa británica ASOS ha tratado de desvincularse del conflicto con su respuesta: "Es un tema que nos tomamos muy en serio, pero sería un error por nuestra parte comentar un reportaje que no hemos visto".

También han emitido una respuesta sobre esta asunto las empresas españolas Zara y Mango después de que sus productos fueran encontrados en una lavandería que teñía vaqueros para ambas firmas sin las condiciones de seguridad necesarias para el proceso.

Mango ha declarado que el taller donde se encontraron los pantalones no trabajaba oficialmente para la compañía y que, ni siquiera, consta el taller como proveedor de un proveedor de Mango. Fuentes de la compañía señalaron además que: “la subcontratación a favor de Goreteks Tekstill no estaba autorizada por Mango ni este tenía conocimiento de ella”

Llama la atención especialmente el caso de Zara que ha reconocido que ya detectó durante una inspección el pasado junio trabajadores sirios en “ situación irregular”. La empresa ha confirmado mediante un comunicado que la situación “se está remediando” y que ninguno de los trabajadores era menor.

Los trabajadores textiles en el Tercer Mundo

Aunque sí es la primera ocasión que el escándalo de explotación laboral afecta a refugiados sirios, es ya habitual la denuncia de la explotación de trabajadores del sector textil en el tercer mundo por las grandes cadenas de moda.

Las mujeres que trabajan en países como Indía, Camboya, Paskistán, Marruecos o Honduras son testigos de las penosas condiciones que imponen los grandes productores de la moda a sus trabajadores para lograr las condiciones de competitividad que exigen los mercados.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.