Consenso de La Habana, arbovirus Foto © Imagen: plenilunia.com

Aprobado el Consenso de La Habana para lucha continental de trasmisión de arbovirus

Este artículo es de hace 4 años

Las delegaciones reunidas la pasada semana en La Habana acordaron incentivar la voluntad política y financiera para asegurar que los países consoliden y mantengan las acciones de prevención y control de los arbovirus en la región de las Américas.

Con la participación de más de 30 países se acordó impulsar una serie de medidas dirigidas a prevenir y controlar los arbovirus, un grupo de virus transmitidos por mosquitos, entre los que se encuentran el zika, dengue y chikungunya.

Las medidas incluyen: fortalecimiento de los sistemas de vigilancia epidemiológica de todos estos virus y de la capacidad de diagnosticar los distintos virus, formación del personal sanitario para detectar estas enfermedades en instalaciones de atención primaria.

Las autoridades que particparon se comprometieron además a incrementar la voluntad política y financiera para cumplir con este Consenso.

Al evento asistió Carissa F. Etienne, directora de OPS/OMS, el Dr. Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública de Cuba, y Sylvia Mathews Burwell, secretaria de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, entre otras personalidades.

En la región viven más de 500 millones de personas en lugares donde pueden contraer algún tipo de arbovirus como el zika, dengue o chikungunya, porque existe el mosquito Aedes Aegypti que es el agente trasmisor.

Puntos del Consenso de la Habana

En el Consenso de la Habana, las autoridades de salud de las Américas acordaron que los países fortalecerán su sistema de vigilancia epidemiológica, para poder reportar de manera específica de qué enfermedad arboviral se trata, cómo es la circulación del virus y cuál es el riesgo de que se introduzcan nuevos virus.

Se incrementarán las capacidades de diagnóstico y de los sistemas de gestión de calidad de los laboratorios, para hacer una buena vigilancia de los virus.

Garantizar el funcionamiento y la operatividad de la Red de Laboratorios de Diagnóstico de Arbovirus en la región de las Américas (RELDA).

Capacitar en los servicios de salud, en particular en el nivel de atención primaria(consultorios, policlínicos) para que la enfermedad sea detectada a tiempo y así se prevengan muertes.

Elaborar y actualizar las guías de manejo clínico, que deben estar a disposición de todo el personal médico.

Capacitar a quienes realizan los programas de control del mosquito y eliminación de sus criaderos, junto con el monitoreo y evaluación de estas actividades, incluyendo el uso adecuado de insecticidas.

Educación sistemática a la población como eje fundamental en el control del mosquito. Impulsar una participación activa de las comunidad y garantizar el
acceso a la información para que puedan asumir un papel activo en las medidas de prevención y control de estos virus que transmiten los mosquitos.

 

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.