Foto © Cubadebate

Empresarios de EE.UU. preocupados por el ritmo lento de las inversiones en Cuba

Este artículo es de hace 4 años

La Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), el proyecto más importante en Cuba para atraer inversión extranjera, ya cuenta con 19 proyectos aprobados.

Siete han empezado operaciones de los ocho aprobados el pasado año, y hoy se dio a conocer el nombre de otros 11 proyectos.

Sin embargo, no todos se encuentran satisfechos, pues algunos proyectos que ya se encontraban en una etapa avanzada de gestión, finalmente no han sido aprobados por el Gobierno cubano.

Una de ellas ha sido la empresa estadounidense de fabricación de tractores Cleber ―fundada por Saúl Berenthal y Horace Clemmons― que había calculado que podría obtener cerca de $100 millones de dólares en ganancias dentro de 10 años. Todo ello una una vez que la planta de fabricación de tractores “Oggún” estuviese instalada y funcionando en el puerto de Mariel.

Los empresarios han declarado recientemente que el Gobierno cubano no les ha dado explicación alguna sobre las causas de la negativa.

Según concluye Diario de Cuba:

“Tras dos años de la campaña de Obama para normalizar las relaciones con La Habana, su iniciativa encaminada a ampliar los vínculos económicos está dando pocos resultados. Salvo algunos acuerdos llamativos para grandes marcas estadounidenses, el comercio formal entre los dos países sigue siendo mínimo”.

Con Japón y con Rusia se han anunciado varios acuerdos recientemente. Sin embargo, algunos empresarios estadounidenses estarían preocupados y desilusionados.

Según la citada publicación, en la Feria Internacional de La Habana, los representantes corporativos estadounidenses “ven pocas perspectivas a corto plazo para hacer negocios en Cuba”.

El Gobierno cubano mantiene un monopolio en las importaciones y exportaciones, y en casi todas las ventas de productos dentro del país, lo que convierte al Estado en el árbitro final de los negocios que se concretan.

A pesar del conjunto de regulaciones que flexibilizan el embargo, todas gestionadas en la actual legislatura de Barack Obama, las autoridades cubanas señalan las cláusulas restantes del embargo como el verdadero obstáculo que no permite un mayor comercio con EE.UU.

Así lo dijo Rodrigo Malmierca, Ministro de Comercio Exterior, en la inauguración de la Feria de La Habana:

"El bloqueo (…) provoca grandes daños al pueblo cubano y es el principal obstáculo en el proceso hacia la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos”.

Algunos ven el estancamiento del comercio oficial con Estados Unidos como una decisión consciente del Gobierno cubano para "limitar la relación a unos pocos mordiscos de alto perfil a la manzana, mientras canaliza la mayoría de los negocios hacia compañías europeas y asiáticas con el fin de mantener a la comunidad empresarial norteamericana hambrienta y presionar al Congreso para que ponga fin al embargo".

Según John Kavulich, funcionario del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba:

“El Gobierno cubano está utilizando el interés que tienen las empresas estadounidenses como el cebo para atraer el interés de las compañías de otros países".

Y agregó:

"El Gobierno cubano está diciendo: 'No le demos nada más de lo absolutamente necesario a las compañías estadounidenses', de forma que las empresas sigan salivando a la espera de oportunidades potenciales ilusorias. Hay más inspiración y aspiración que realidad".

¿Será este el retorno, pero a la inversa, de la política de la “fruta madura”?

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.