Niña encadenada en Malasia Foto © SWNS

Encadenada por no acudir a clase

Este artículo es de hace 3 años

Una pequeña de 8 años fue encadenada a un poste de la luz en Kuala Lumpur, capital de Malasia, tras negarse a acudir a su clase de mandarín. El brutal castigo fue impuesto a la pequeña por su madre que, tras encadenarla a un poste de la luz en un aparcamiento, decidió también ausentarse.

Tal y cómo recoge el diario británico Daily Mail, la niña estaba junto a su mochila y una botella de agua. Uno de los testigos que presenció la escena declaró al citado medio que la niña estaba muy afectada y "Se chupaba el dedo y tenía lágrimas en los ojos".

SWNS

La penosa situación de la menor encadenada llamó la atención de los vecinos que acudieron a socorrer a la pequeña que se encontraba angustiada y llorando. Pasada una hora desde que la niña fue atada, la policía consiguió soltarla.

El ayudante del jefe de policía Mohammad Azlin Sadari declaró: "Hemos establecido que era la primera vez que la niña había sido encadenada. Decidimos dejar que la madre se fuese a casa con su hija, advirtiéndole de que no lo hiciese de nuevo",

La madre se enfrenta ahora a una investigación por abandonar y maltratar a su hija.
 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985