Cuba no cumplira el plan de la cosecha cafetalera 2016-2017 Foto © Escambray

Cuba no cumplirá el plan de la cosecha cafetalera 2016-2017

Este artículo es de hace 3 años

Un artículo escrito para Martí Noticias por el periodista Pablo Alfonso, reseña que la cosecha cafetalera cubana 2016-2017 apenas llegará a 5 mil 500 toneladas, de un plan previsto de 7000.

Entre las causas del incumplimiento se enumeran la escasez de fertilizantes y pesticidas, las malas prácticas en la cosecha y los factores climatológicos.

Según Elexis Legrá, director de Café, Cacao y Coco del Grupo Empresarial Agroforestal del Ministerio de la Agricultura, "esta cifra sigue todavía alejada de las necesidades que el país demanda para su mercado interno y la exportación.”

El propio directivo expresó que para dentro de 3 años la cifra alcanzará las 20 mil toneladas del grano.

La nota de Martí Noticias se hace eco de una verdad conocida a voces dentro de la isla, y es que el país desde hace muchos años exporta "café bueno" e importa, además de "café malo", chícharo que tuestan y luego mezclan con el café de baja calidad. El producto final se comercializa y distribuye en las tiendas para el consumo de la población a precios lejanos de lo que cuesta un paquete de café bueno, pero con una calidad muy baja si comparamos  ambos en cuanto a "textura y sabor".

Cifras suministradas por Ramón Frómeta, Viceministro cubano de la Agricultura, hablan de que "el 89% de la población cubana toma café" lo cual sitúa al país con un nivel superior al 42% del nivel mundial.

El café es un producto que solo se da en lugares montañosos, principalmente en Cuba en la zona de Sancti Spiritus (Escambray) y en el Oriente del país (Granma y Guantánamo).

Es un cultivo que requiere atención y de un clima favorable.

Si bien la prolongada sequía que afectó al país durante todo el año pudo ser un factor contraproducente en la recolección del grano, la llegada del feroz huracán Matthew y su entrada precisamente por el territorio más cafetalero del país, propiciará el descenso en los planes de recolección de este año. A eso se une, las altas temperaturas imperantes en el período en que se necesitaba la lluvia que nunca cayó sobre los cafetales.

En Maisí, por ejemplo, "Matthew destruyó 4,940 hectáreas sembradas de café" y además "se perdieron 86,000 latas del grano que estaban listas para ser recogidas."

Otras 150, 000 posturas en vivero, listas parta sembrar, también se perdieron tras el paso del poderoso huracán.

Similar panorama se vivió en Imías, donde según Danny Matos Bravet, director general de la Empresa Agroforestal en ese municipio  "se perdieron decenas de toneladas de café" y desaparecieron entre las nubes y el agua, "los techos de las siete despulpadoras". También se reportaron daños en equipos, y sacos de café ya recogidos se mojaron y por tanto se echaron a perder, un hecho lamentable si se tiene en cuenta que Matthew fue un huracán lento, con trayectoria predecible - la cual cumplió casi al pie de la letra - desde aproximadamente 10 días antes que tocara suelo cubano.

con información de Martí Noticias.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985