Carnicería en La Habana Foto © ABC

La Habana traza un polémico plan para mejorar las carnicerías estatales

Este artículo es de hace 3 años

El gobierno cubano planea la puesta en marcha de un plan de remodelación que afectará a las carnicerías del sector estatal, los establecimientos conocidos popularmente con el nombre de “Los Cerditos”.

Tal y como ha revelado un arquitecto civil que participa en el proyecto al medio Cubanet, la primera fase del plan contempla que las mejoras afecten a un establecimiento en cada municipio, aunque podrían extenderse a cinco carnicerías por municipio en una segunda fase.

Cubanet/ Vladimir Turró

La empresa Diseño Ciudad Habana (DCH), perteneciente al Poder Popular, será la encargada del diseño de los nuevos locales. Un arquitecto de dicha empresa señaló al citado medio que el objetivo es transformar las carnicerías estatales en lugares cómodos y acogedores para sus clientes.

El mismo profesional declaraba refiriéndose a los establecimientos: “Algunos se les cambiará la forma constructiva, para ganar espacio, además de las puertas y ventanas, pero lo más importante es que todos los locales serán climatizados (…) Incluso, contarán con neveras exhibidoras para que los clientes escojan el producto a la vista”.

De esta manera, el sector estatal trata de competir con el floreciente sector privado.

Cubanet/ Vladimir Turró

Según comenta otro profesional de Diseño Ciudad Habana (DCH), el gobierno todavía no ha comunicado a los administradores de las carnicerías su decisión, aunque el plazo para la reapertura de los establecimientos ha quedado fijado para finales del año próximo.

Sin embargo, en opinión de los vecinos, el plan trazado por el Estado no mejorará la competitividad de “Los Cerditos”. Los clientes se muestran de acuerdo en el que el problema de las carnicerías estatales no es la estética o la comodidad sino la falta de suministro y los elevados precios del género, por encima de las posibilidades de los cubanos.

Hector Navarrete, un jubilado de 65 años que cobra una pensión de 250 pesos declaró: “Realmente a los viejos nos importa muy poco las condiciones del lugar; lo que necesitamos los retirados son precios bajos para poder comer y vivir los pocos años de vida que nos quedan”.

Por su parte, Damaris Ramírez, en referencia al plan de mejoras en las carnicerías, señaló: “Si piensan mantenerlos abastecidos de productos en buen estado y no echados a perder, como en la actualidad, sería muy bueno, además de bajarle un poco los precios; eso sí sería una maravilla.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.