Dos santiagueros se refugian en Serbia en su travesía migratoria (+VÍDEO)

Este artículo es de hace 3 años

A veces la línea recta no es el camino más sencillo para arribar a un destino. Esto es lo que deben pensar los santiagueros Raúl Óscar Garcia Pupo y Rafael Lozada Cordero, de 38 y 37 años.

Con el objetivo de establecerse en los Estados Unidos emprendieron un periplo que les llevó de Cuba a Moscú y de la capital rusa al campo de refugiados de Adasevci en Serbia.

El país europeo, situado en los Balcanes fue hasta hace bien poco el epicentro de una conflictiva región origen de refugiados. Ahora se erige como la puerta de Europa para los miles de ciudadanos sirios que escapan del horror de su país.

García Pupo y Cordero relatan a 'Radio Martí' que "preferimos pasar por esto que estar en la situación de los cubanos en Cuba, que es deprimente".

La falta de libertades, principal motivo para abandonar la isla

Para ambos cubanos, que pertenecen a la opositora Unión Patriótica de Cuba, es la falta de libertades, y no la razón económica, lo que les ha llevado a escapar de la isla.

Rafael Lozada relata como ha intentado hasta siete veces abandonar la isla, la penúltima vez en 2008. Hubo de pagar 3000 pesos que no sirvieron de nada pues fue interceptado por los guardafronteras y retenido durante una semana en Cojímar.

Lozada se queja amargamente de como pese a ser graduado social, nunca ha podido ejercer su profesión en la isla y ha tenido que ganarse el pan como cuentapropista en diferentes empleos.

Raúl Óscar García trabajó en la isla como productor general de actividades culturales en la Asociación Hermanos Saíz de Santiago.

Ven el futuro con optimismo

Como reporta 'MartíNoticias', ambos esperan su turno para poder acceder a la Unión Europea y de ahí volver a América para empezar una nueva vida en los Estados Unidos.

"Aquí te ponen en una lista, y cuando te llega el número te pasan a un campo fronterizo por una semana para llevarte hasta Hungría. En ese país te facilitan documentos para que puedas viajar con los permisos correspondientes por la Unión Europea y trabajar o adelantar para llegar al punto final, que son los Estados Unidos" relató García al medio indicado.

Mientas tanto, ambos aguardan su turno en el campo de refugiados junto a unas 3000 personas de países como Siria, Turquía, el Líbano, Paquistán o Iraq. Su efímero hogar está formado por carpas blancas de unos 300 metros cuadrados y baños portátiles. Sin embargo, esto no les preocupa.

Como aseguran los dos cubanos "Estamos protegidos por un techo, nos dan comida –que no es la mejor, pero no la peor-, y hay que agradecer a Dios porque nos da una posibilidad que no teníamos".

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.