Foto © BlogsdeCuba

La Habana despierta al orden y a la limpieza: nuevo reglamento para zonas comerciales

Este artículo es de hace 3 años

La Habana se sigue moviendo. Hoy es noticia que se aproxima la implementación de un nuevo reglamento que se aplicará a 34 zonas de “alta concentración de comercios” en la capital.

Según ha indicado el Consejo de la Administración Provincial ―que ha sido quien aprobó la medida― el propósito es “garantizar la sostenibilidad en el ordenamiento, higiene y transformación de la imagen de esas áreas”.

Con ese fin, desde comienzos del pasado mes de julio, diversas fuerzas llamadas a ejercer el orden y el control público: policía, inspectores y supervisores, habrían comenzado a vigilar más de cerca el entorno de algunos puntos comerciales claves en la ciudad.

El interés principal ha sido enfrentar “indisciplinas e ilegalidades”, según destaca la web Cubadebate. Dado que las autoridades califican de “alentadores” los resultados, se ha pasado a designar un grupo de medidas adicionales y permanentes.

Isabel Hamze (vicepresidenta en funciones del CAP) ―que ya comienza a hacerse familiar por sus varias intervenciones en las últimas semanas― ha enumerado algunos de los lugares que figuran en el listado.

Entre ellos figuran los alrededores de: Galerías Paseo, Variedades de 23 y 10 y el Centro Comercial de Puentes Grandes, todos en Plaza de la Revolución; La Cuevita, La Sorpresa y Virgen del Camino, en San Miguel del Padrón, y Mercado de Egido, Parque La Maestranza y calle Monte, desde Monserrate hasta Indio, en la Habana Vieja.

Otras áreas de enfrentamiento a indisciplinas e ilegalidades son en Centro Habana toda la calle Galiano, desde Malecón hasta Reina, la Plaza de Carlos III y Reina, desde Carlos III hasta Águila; en La Lisa la Avenida de 52 entre 222 y 230; y en Guanabacoa y Regla el núcleo de sus respectivos parques.

En el listado también aparecen las inmediaciones del mercado artesanal e industrial Oyantai, del CUPET de Lagueruela y el del Mónaco, los tres en 10 de Octubre; Calzada del Cerro (Monte y Matadero); del Rápido de 101 en El Cotorro; de El Progreso en Alamar y del núcleo urbano de la Villa Panamericana, en Habana del Este, y 51 y 124, en Marianao.

En este plan integral de ordenamiento, higiene y transformación de su imagen figuran, además, la zona de 5ta. y 42, de 39 y 42 y La Copa, las tres en Playa, y en Boyeros el mercado del reparto Abel Santamaría, de Santiago de las Vegas y de El Rincón, la intersección de 100 y Boyeros (bajo el Trébol) y Altahabana, frente al Hospital Nacional.

Completan la relación, el entorno de las áreas de La Palma y de los centros comerciales Porvenir y Casa Sánchez, así como también de Calzada de Managua y Progreso, todos en Arroyo Naranjo.

Entre las entidades involucradas en el nuevo reglamento figuran: Servicios Comunales, Transporte, Salud Pública, Integral de Supervisión y  Control, de Planificación Física, de Trabajo y Seguridad Social. 

Se ha anunciado:

-La colocación de papeleras para que los transeúntes depositen desechos.

-Incrementar a tres veces al día el barrido de calles y aceras.

-Garantizar un control permanente del alumbrado público.

-Remozar las paradas de ómnibus cercanas, y mejorar las áreas verdes, incluyendo la reforestación de avenidas principales que lo permitan.

Dentro de las medidas se cita, igualmente:

-Realizar controles semanales en los locales donde se elaboran o expenden alimentos y bebidas.

-Revisar las condiciones higiénico-sanitarias en las entidades de las zonas comerciales.

-Controlar y multar a los centros que violen las regulaciones urbanas, y hacer propuestas para la transformación de los exteriores en edificios múltiples y ciudadelas.

Hamze explicó también que en las áreas mencionadas se prohibirá la venta “a granel de bebidas alcohólicas, la presencia de vendedores ilegales, el estacionamiento de vehículos en las avenidas principales, y sacar la basura fuera del horario establecido” (de 6 a 9 de la noche).

Otras medidas son las de "garantizar por las entidades gastronómicas ofertas con precios variados en todas las unidades de esas zonas, y en las de comercio realizar una adecuada decoración de las vidrieras, garantizar la limpieza e iluminación de los establecimientos, mantener en buen estado su fachada, e incrementar los surtidos de productos según la demanda de la población".

Las medidas abarcan también a los trabajadores por cuenta propia en las referidas áreas y las entidades de CIMEX, TRD, Caracol y Habaguanex, entre otras, aclaró Hamze.

Será importante la labor que hagan las asambleas de rendición de cuenta de los delegados del Poder Popular ―de las zonas referidas― con el fin de hacer entender a la población las nuevas medidas, que incluirán “no depositar escombros en los contenedores”.

Una de las medidas más sorprendentes es que la “la música en las viviendas no se podrá escuchar a más de los 60 decibeles, o que no moleste a los demás vecinos, no se podrá realizar actividad festiva que genere ruidos después de las 12 de la noche, y solamente se permitirá echar agua por los balcones los sábados de 6:00 p.m. a 12:00 a.m. y los domingos de 2:00 p.m. a 12:00 a.m”.

En realidad, si todo se cumple el aspecto de algunas partes de la Habana cambiará enormemente. Sin embargo, el apartado de la música, las fiestas y el agua de los balcones…suena, ahora mismo, a ciencia ficción. Sobre eso, y todo lo demás, sólo el tiempo dirá. Ojalá se cumpla.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide