La paladar Me Son vacío tras los registros Foto © 14ymedio / Ignacio de la Paz

En espera del juicio dueños de paladares cerradas en Las Tunas y Camagüey

Este artículo es de hace 3 años

Las incautaciones, cierres y detenciones relacionadas con las paladares han saltado al primer plano mediático en La Habana pero las acciones de las autoridades cubanas también se han dejado notar en las provincias de Las Tunas y Camagüey, según reportó '14ymedio'.

Entre los restaurantes privados que sufrieron, el pasado mes, los intensos registros se encuentra Me Son, cuyo dueño permanece en prisión sin fianza bajo los cargos de varias irregularidades económicas.

En concreto la fiscalía provincial le imputa los delitos de tener trabajadores "sin contrato", además de "impagos de impuestos a la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT)".

En este sentido un joven agricultor, que dotaba al citado restaurante con vegetales y viandas, relató el peligro que supone que un negocio privado se expanda. "El lugar se había vuelto muy famoso y era cuestión de tiempo para que la policía le cayera encima", alertó.

"La policía cargó con todo, solo dejaron lo que no se podía arrancar, no sé si volveremos a trabajar", lamentó una empleada del local. "Venían clientes de Holguín y hasta de más lejos. También funcionábamos como casa de fiestas", añadió.

Para el propietario de La Moncloa la situación no es mucho mejor después de estar entre rejas el pasado verano. En Camagüey también llegaron los arrestos, los cuales se saldaron con la detención de tres propietarios de paladares, según informó el citado medio.

500 trabajadores afectados

La otra cara del estricto control a los negocios cuentapropistas la sufren los trabajadores. De hecho los 74 restaurantes privados que fueron registrados en la provincia de Camagüey dan a trabajo a casi 500 empleados.

La inspección más importante se llevó a cabo en el restaurante 1800 de la Plaza de San Juan de Dios, que fue premiado durante dos años seguidos con el premio a la excelencia Trip Advisor, donde se incautaron 150 cajas de cervezas y 200 botellas de vino. Tras un registro, que se alargó durante horas, el negocio fue cerrado hace pocas semanas.

Desde el Consejo de Administración Provincial defiende la importancia de los registros a los trabajadores por cuenta propia. "Se busca mantener la legalidad en el ejercicio de la gestión no estatal y mientras se cumpla con lo establecido por la ley, ninguna instalación será cerrada injustificadamente", afirmó un funcionario.

Asimismo este trabajador público calificó a los dueños de paladares arrestados como "inescrupulosos que se enriquecen" con la evasión fiscal", además de recordar que "Cuba tiene derecho a defender sus impuestos, porque de allí sale la educación, la salud, cultura y otros servicios sociales".

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.