Turista ante la oficina de defensa del patrimonio en aeropuerto cubano Foto © Registro de Bienes Culturales/Hugo García

El gobierno cubano protege el patrimonio cultural del país del expolio de los turistas

Este artículo es de hace 3 años

Ante el incremento de las visitas de extranjeros al país, el gobierno cubano vela por proteger el patrimonio cultural del país de aquellos que intentan sustraer piezas culturales únicas y hacer negocio con ellas en sus países de origen.

En este sentido, la protección del Patrimonio está recogida en el artículo 39 de la Constitución de la República de Cuba. Dicha protección, sin embargo, no supone solamente evitar que los bienes patrimoniales salgan del país sino también llevar a cabo el Registro de Bienes Culturales y desarrollar campañas de concienzación y prevención para proteger la riqueza patrimonial cubana.

Para conocer de primera mano el trabajo que desempeñan cinco especialistas del Registro Provincial de Bienes Culturales (RBC ) un equipo de Juventud Rebelde viajó hasta el aeropuerto internacional de Varadero Juan Gualberto Gómez

Una vez allí, Enrique Ramírez Salgado, explicó al citado medio: “La labor del equipo del aeropuerto es un puntal para la salvaguarda del patrimonio cultural cubano”.

Registro de Bienes Culturales /Hugo García

En este sentido el experto señaló: “Somos como los consultores de la Aduana y tenemos el regocijo de que nos consultan lo más mínimo. Hemos logrado identidad con este órgano y ellos respetan nuestro trabajo; de ahí el mérito y reconocimiento que hemos ganado en el aeropuerto. Algunos turistas tratan de burlarnos, pero nuestro colectivo está unido y preparado profesionalmente”

Por su parte, la directora del Registro de Bienes Culturales de Matanzas, Maritza Cuba Díaz, manifestó: «Cumplimos con nuestra función principal que es la protección del patrimonio cultural mueble, en todas sus manifestaciones: documentos, fotografías, artes decorativas, pinturas, dibujos, esculturas».

La experta precisó: “El patrimonio cubano forma parte del mundo, y los coleccionistas se interesan en comprarlo a cualquier precio y se arriesgan a tratar de sacarlo del país, pero el Ministerio de Cultura se ha puesto en guardia para tratar de que no se expolie el patrimonio».

Registro de Bienes Culturales/ Hugo García

Además, Sahilí Acosta Albelo, coordinadora del grupo de trabajo de extensión del RBC en el aeropuerto internacional Juan Gualberto Gómez, ratificó que todo lo que llega indocumentado al aeropuerto, con más de 50 años y con valor artístico, literario, educacional, político e histórico, requiere de un certificado de exportación, que es emitido por el RBC de cada provincia.

Así, todo aquel que desea sacar del país alguna pieza con valor artístico debe poseer un certificado de exportación, en caso contrario sería decomisado.«A veces se ponen agresivos cuando les explicamos que su objeto será decomisado, pero se les aclara el procedimiento para que puedan recuperar la pieza si no se dictamina con valor patrimonial», agregó Sahilí Acosta.

Registro de Bienes Culturales/ Hugo García

Para evitar que los bienes patrimoniales salgan del país también el Código Penal contempla sanciones para el que trafique o dañe el patrimonio. Pese a esto, expertos reconocen que la sanción es mínima en comparación con el daño producido.

 

 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985