Obreros trabajando en la construcción Foto © Juventud Rebelde

El número de trabajadores indios y chinos en Cuba podría triplicarse en el 2020

Este artículo es de hace 3 años

Cuba se encuentra inmersa en un boom turístico sin precedentes, una situación que exige la preparación de infraestructuras turísticas destinadas tanto al alojamiento como al ocio de los visitantes extranjeros.

Para conseguirlo el gobierno cubano ha recurrido, entre otras acciones, a la contratación de obreros extranjeros para las labores de construcción, una práctica que esperan se convierta en habitual en el futuro y que ha sido 'explicada' y 'justificada' en el reportaje "Sacudir la palanca de las inversiones turísticas” de Juventud Rebelde.

En aras de indagar más en las razones por las cuales se pretende priorizar la mano de obra extranjera frente a la cubana, Cubanet  contactó a un exfuncionario de la División de Inversiones del Grupo Empresarial de las FAR (GAE) y actual gerente comercial de un establecimiento hotelero en La Habana tributario de Gaviota S.A

Según la fuente, que prefirió mantenerse en el anonimato, en la actualidad existen “ más de 600 trabajadores extranjeros contratados”, la mayoría indios y el 99% de ellos obreros cualificados. Los salarios de estos trabajadores “llegan a los 1300 dólares, y solo en dos o tres casos hasta los 2000 (dólares mensuales)”.

Además, la misma fuente señaló que “para mediados de 2017 esa cantidad pudiera incrementarse y para 2020 llegaría a ser tres veces mayor entre obreros indios y chinos”.

Según el citado funcionario detrás de la tendencia a contratar trabajadores extranjeros se encuentran motivos económicos, muchas veces presentados como exclusivamente relacionadas con la formación y eficiencia del trabajador: “Es indiscutible que (los indios) son muy eficientes pero también ofrecen grandes ventajas económicas que el obrero cubano jamás reportaría".

Según el funcionario consultado, que una empresa de construcción extranjera subcontratada por el gobierno cubano contrate a un trabajador extranjero supone un ingreso monetario para el gobierno cubano. La subcontrata del Estado cubano que contrata a los trabajadores extranjeros debe hacer un pago mensual de alrededor de 2.000 dólares mensuales por trabajador en concepto de seguro médico al Ministerio de Salud Pública cubano, un ingreso que no generan los trabajadores cubanos.

Por su parte, un alto funcionario de la dirección de recursos humanos de una empresa constructora de las FAR señaló al citado medio que los trabajadores extranjeros no representan una pérdida sino un “nuevo capítulo” que aporta ganancias al país:  Añadió tambiénque “Los obreros indios en sí mismos son un negocio y la parte cubana hará todo lo posible por incrementar la cifra”.

Por otro lado, el funcionario de recursos humanos puso sobre la mesa la escasa cualificación de la mano de obra cubana. “No hay mano de obra calificada para los estándares que requiere un hotel de lujo, pero tampoco hay interés en solucionar eso por lo que te digo, la incompetencia la han convertido en un negocio”.

Este desinterés por formar a los trabajadores nacionales también lo mencionó en sus declaraciónes un funcionario de Almest involucrado en la ejecución de una obra en Varadero: “Nos montamos en un camión y vamos a un parque de Cárdenas o nos metemos para Colón o Pinar del Río, según estemos de tiempo, y ahí mismo en los parque hacemos los contratos y subimos a todo el que quiera. No preguntamos lo que saben o no saben hacer y se trata de mano de obra para un hotel 5 estrellas.

Según la misma fuente este proceso de contratación tiene finalmente una dolorosa justicación. “Algunos saben trabajar y otros echan a perder el trabajo del que sabe, también están las pérdidas de materiales. Todo eso ha obligado a los franceses a contratar indios, y al gobierno parece que le conviene que contraten más indios. Mientras más incapaces sean los nuestros, más indios hay que traer”.


 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985